Vuela, vuela, mariposa!

Se hacen mayores a la velocidad del rayo. Mis maripositas aún no vuelan solas pero más pronto que tarde lo harán y entonces echaré de menos sus despertares nocturnos, las miles de cucharadas que tenemos que darles, sus cien tequieros en un día, sus rabietas… aunque ahora me cueste pensarlo y sólo quiera que todo pase.

A F le sigue gustando hacer “trabajitos” en casa, pero sus clases de pintura y arcilla son tan molonas que ponerse a la altura cada vez cuesta más. A N le gusta, pero lo que le fascina es ir todo el día disfrazada y cantando a grito pealo.

Pero cuando no hay cole y la climatología es adversa este sigue siendo un recurso que funciona.

mariposas, manualidades, niños

Continúa leyendo “Vuela, vuela, mariposa!”