Vichy también en invierno (DIY pichi niña)

img_7763Me meto en la ducha y me acuerdo… debería comprar una exfoliante corporal; me lavo los dientes y me viene a la cabeza que tengo que pedir hora en el dentista para la limpieza bucal; siempre que voy a la peluquería me hacen acordarme de esa pequeña verruguilla en el cuero cabelludo que llevo años queriéndome quitar y que nunca encuentro el momento; y ya de paso, me vienen también a la cabeza esas otras pecas repartidas por todo el cuerpo; Anda! la visita al ginecólogo, por no decir que quizá debería hacerme una analítica. No sé, eso quizá lo deje, ¡total! yo me encuentro bien, ¿para que hurgar? como diría mi padre ¡no vaya a ser que me encuentren algo!! jajaja. Mis necesidades básicas han quedado postergadas unos cuantos años para cuando vuelva a ser uno, o por lo menos sólo seamos dos. Ahora sus futuros dientes, sus ojos, sus dolores, su salud… me pertenecen. Así que por un tiempo, dedicaré todos mis esfuerzos en ellos y la exfoliante, en todo caso, lo dejamos para el mes que viene… te suena todo esto ¿verdad?  Sigue leyendo