Pequeños grandes genios

IMG_0868Hoy es domingo, día de descanso para la gran mayoría. Espero que estés disfrutándolo muchísimo. Es casi medio día y mientras el chef de la familia prepara un riquísimo Risotto, yo escribo y la pequeña clasifica los dibujos por temática y autoría; mi pequeño mayor de siete años está llorando porque no es capaz de memorizar unas cuantas palabras en inglés. Se niega rotundamente. Le doy alguna pista de utilización de reglas mnemotécnica y le animo a escribirlas unas cuantas veces en la pizarra. Intento echar la vista atrás y de las pocas cosas que memoricé tiempo atrás apenas recuerdo el qui, quae, quod de aquella lengua olvidada al ostracismo, el artículo 10 de la Constitución Española (no me preguntes por qué) y un pequeño relato de un tal polvorín que nos hicieron memorizar allá por segundo de EGB. Te lo escribo:  Sigue leyendo

Anuncios

Culetines, cubrepañales, bombachos, braguitas… pasen y vean!!

IMG_9773Me vas a perdonar, pero hoy me paso por aquí casi de refilón!!! No me voy a enrollar mucho y me limitaré a venderte mi producto!! jajajaj Estamos pasando unos días de sol y buen tiempo en el Norte que no nos dejan un hueco más que para ir a la playa y saltar las olas. Aunque como ya te adelanté algo de costura sí que estoy haciendo, pero tengo muy poco tiempo para contártelo.

Si hay una labor que repito una y otra vez desde que tengo niños son los cubrepañales, culetines, culottes… se les llama de muchísimas maneras!! Además es una de esas labores fáciles no, lo siguiente!! Perfectas para principiantes. Sigue leyendo

Convivencia feliz en primavera

diy vestido niña

Si tienes más de uno, de un hijo me refiero, seguro que te habrás desquiciado en más de una ocasión con sus desavenencias. Hubo un tiempo, no hace tanto, que estaba tan harta que incluso decidí bañarles por turnos. Ni siquiera el relax del vapor y del agua calentita lograba apaciguar a las fieras. No eran grandes discusiones, sólo del tipo “te tiro un poquito de agua en la cabeza que previamente he puesto en un cubito y he dejado enfriar”, lo que desataba un grito aterrador; o ese juguete arrebatado sin posibilidad de huída con el consiguiente berrido de desesperación. Sigue leyendo

Un año sabático… (y DIY falda de niña con peto sin patrón)

falda pana niña

Sigue leyendo

Un poco de astenia otoñal

cuellito, blusa, niña

El año pasado me apunté a Taichí. Había oído hablar de sus bondades y quise darme una oportunidad aún sabiendo que no soy yo muy de esas disciplinas, pues más que relajarme me paso toda la clase mirando el reloj. Duré sólo un mes a pesar de que la profesora era el buen rollo personificado. Llegué a la conclusión de que para relajarme prefería dar un paseo, o charlar con una amiga por teléfono o simplemente no hacer nada. No obstante sí hubo una cosa que me gustó descubrir, y es en qué medida, como a las plantas, nos afectan el paso de las estaciones del año. Sigue leyendo

Bienvenido otoño!!

IMG_1770

Saludos desde Puerto de Vega. Un pueblito pesquero asturiano que a la familia Mar del Norte nos encanta. Ya os hablé de él y del Restaurante Regueiro, uno de nuestros favoritos, en este post. Es un plan que repetimos con asiduidad porque los niños disfrutan mucho en los columpios y nosotros con los ricos manjares de Diego, su chef. Por cierto madrileños, no le perdáis la pista. A partir del próximo 1 de octubre deja por unos meses su pueblito para estar en The Table By, el restaurante temporal o pop up en el Urso Hotel&SPA en Madrid (recordatorio: esto no es publicidad, no me regalaron ni el café; soy sólo una superfan de la comida rica, rica!!).

Y en este marco incomparable quiero enseñarte un vestidito de la rubia que no es nuevo pero que quizá nunca te lo he mostrado, uno de sus favoritos y muy, muy favorecedor, y quiero contarte cómo lo hice. Sigue leyendo

En el ecuador de las vacaciones escolares (DIY vestido niña con cuerpo de punto)

vestido, niña, punto

Hace casi dos meses que empezaron las vacaciones escolares. Mar del Norte se pone muy contento cuando llega el verano; las lluvias, la humedad y las rutinas dan paso a días largos, improvisados, días de playa hasta el anochecer, de cenas diferentes, en los que ellos deciden los planes en la medida de lo posible. El fresquito estival norteño tan envidiado por el resto de españoles nos da esa tregua que necesitamos para quitarnos leotardos, mallas y pantalones largos, pero también para dejar de lado los constantes catarros y virus varios que nos acompañan durante el curso. Pero… ¿qué me dices al respecto de estar con los niños las veinticuatro horas los siete días de la semana? Por el momento mis polluelos son muy pequeños para ir a campamentos o escuela de verano, así que la que suscribe hace las veces. Reconozco que siempre afronto esta temporada con cierto temor, ¿cómo podré gestionar el tiempo? En sólo una semana ya estábamos completamente adaptados a la nueva situación, en la que las aficiones de adultos pasan a un segundo plano; fundamentalmente dejé de hacer ejercicio, de coser, de tejer, de leer, de ver alguna película por las noches, de tener un rato de soledad.  Ahora son ellos los que se apoderan del mando del día a día! Sigue leyendo