Batiburrillo otoñal

img_7046Yo creo que Marie Kondo cuando escribió su libro La magia del orden no tenía hijos!! Es imposible que los tuviera y que escribiera cosas como “el mejor momento para empezar -a ordenar y tirar- es de madrugada”, “mi mejor criterio para decidir si conservamos un objeto es que debemos sentir felicidad cuando lo tocamos”, “el número de pliegues -al doblar la ropa- debe ajustarse para que, cuando la ropa doblada quede vertical sobre el extremos, quepa en la altura del cajón”, “trata tus calcetines y medias con respeto”… no me gusta mucho incorporar emoticonos a los post, pero por favor, añade mentalmente varios de esos muñecajos `ojipláticos´!!

Estaba yo el otro día haciendo limpieza de juguetes. Creo que es de las cosas más odiosas que hay en este mundo: ese plástico medio roto que supuestamente no pertenece a ningún juguete identificado y que lleva meses rondando por la casa hasta que un día decides tirarlo a la basura, ese precisamente es el que tu hijo nada más llegar a casa pregunta por él… mamá, esos palitos de helado azules que dejé en mi cajón dónde están? Y antes de que me taches de mala madre por tirar cosas sin preguntar debo defenderme diciéndote que mis hijos a su corta edad arrastran ya un pequeño Diógenes totalmente impropio de su edad!!  jjajajaja. Reconozco que en cierto modo lo he provocado yo con las manualidades de reciclaje. Por todas partes ven una segunda oportunidad: cogen plumas de pájaros de todos lados, guardan flores secas del parque y siempre me proponen hacer con ello un trabajito!! Sigue leyendo

Turista en tu propia ciudad (DIY vestido pichi de niña)

20160801203059__MG_9905

Vivir en un pueblo turístico tiene muchas ventajas. Llega la temporada estival y para tí la vida sigue casi igual, pero los visitantes están entusiasmados, desinhibidos, disfrutones, impregnados de un halo de slow life que se contagia. Es una escena habitual en mi día a día: me voy a caminar al atardecer y me voy cruzando por mi camino paseantes observadores; a veces son sólo gentes locales, otras marineros de buques que necesitan pisar tierra firme, pero la mayoría de ocasiones son transeúntes de paso que disfrutan de ver el anochecer desde ese lugar tan mágico que a veces a ti te pasa inadvertido. Entonces me giro y lo miro. Es francamente bonito. Otras lo inmortalizo y lo comparto en redes.

¿Y por qué no sentirnos como ellos en nuestro día a día? ¿por qué no salirnos de nuestra cuadriculada rutina para convertirnos en turistas en nuestra propia ciudad? Sigue leyendo

Culetines, cubrepañales, bombachos, braguitas… pasen y vean!!

IMG_9773Me vas a perdonar, pero hoy me paso por aquí casi de refilón!!! No me voy a enrollar mucho y me limitaré a venderte mi producto!! jajajaj Estamos pasando unos días de sol y buen tiempo en el Norte que no nos dejan un hueco más que para ir a la playa y saltar las olas. Aunque como ya te adelanté algo de costura sí que estoy haciendo, pero tengo muy poco tiempo para contártelo.

Si hay una labor que repito una y otra vez desde que tengo niños son los cubrepañales, culetines, culottes… se les llama de muchísimas maneras!! Además es una de esas labores fáciles no, lo siguiente!! Perfectas para principiantes. Sigue leyendo

Hablando de amistad

IMG_6302

Ayer estaba ojeando Facebook y me topé con una nueva foto de perfil de una amiga y ex compañera de trabajo a quien aprecio mucho. Estaba guapísima. Hace tanto que no sé de ella… En general me acuerdo mucho de mi grupo de compañeros de trabajo; un cataclismo profesional nos separó pero aún hoy mantenemos el contacto. Eramos un grupo muy variopinto en cuanto a edades e intereses, pero éramos una piña, teníamos un muy buen ambiente de trabajo y no fueron pocos los que me dejaron mella. Sigue leyendo

Dígame? (DIY vestido niña de plumeti)

vestido plumeti

Dígame? Hola! Cuánto tiempo sin hablar contigo… precisamente el otro día estaba pensando en ti… vas a venir a hacernos una visita este verano? Ya sabes que aquí se está muuuuuy fresquito!! Qué tal? todo bien? Alguna novedad?

Así es como podría comenzar perfectamente una conversación con algún amigo. Y de qué hablaríamos? Pues así a priori, de cosas banales: de nuestro último viaje a Menorca, de la vida en el Norte, del clima…

También le contaría mi última visita a Oviedo al encuentro Bloggever, una especie de congreso donde te cuentan los entresijos y algunos trucos de los mejores bloggeros, emprendedores y los más seguidos en las redes sociales; vamos, un auténtico batiburrillo de gente de los que aprender, con los que inspirarse y todo acompañado de un grupito de instaamigas a las que desvirtualicé y fue simplemente genial. Sigue leyendo

Fantasía versus imaginación (DIY mono de niña)

IMG_5317

Que la realidad supera la ficción es algo que seguro todos hemos conocido o experimentado, pero ¿qué pasa cuando se trata de proteger a nuestros  seres más queridos? ¿crees que es mejor que los niños conozcan la verdad de las cosas o por el contrario, vivan la vida como si de un sueño de hadas y princesas de cuento se tratase? ¿crees que es sano que nuestros pequeñajos crezcan entre algodoncitos?

De un tiempo a esta parte mi rubia está absolutamente indignada con el hecho de que realmente Mogli o la princesa Elsa no existan, o que por mucho que se ponga unas alas no puede volar; y está un poco confusa cuando le cuento que las princesas de la vida real llevan pantalones vaqueros.

Sigue leyendo

Historia de un bolso (y DIY kimono)

_MG_5214

El otro día me compré un bolsito tipo bandolera, y cumplía dos de los tres requisitos, ya sabes, bonito y barato. El tercero aún está por ver… Lo vi en un escaparate de la gran manzana valenciana en nuestra escapada a las Fallas y fue un flechazo!! Tenía todos los ingredientes que me faltaban en ese momento en el preciso instante que pasé por delante de él, porque al verlo lo primero que me vino a la cabeza fue verano, calor, agua, energía, sol… si, lo sé, más de lo mismo!! Pero no sólo eso, tenía el tamaño justo para meter en él unas llaves, el móvil, una barra de labios y ya!!! Tan sólo veinte por veinticuatro centímetros de un bolso extrafino pluscuamperfecto que en el justo momento en el que lo pagué prometía cambiarme la vida 😆. Sigue leyendo