Dígame? (DIY vestido niña de plumeti)

vestido plumeti

Dígame? Hola! Cuánto tiempo sin hablar contigo… precisamente el otro día estaba pensando en ti… vas a venir a hacernos una visita este verano? Ya sabes que aquí se está muuuuuy fresquito!! Qué tal? todo bien? Alguna novedad?

Así es como podría comenzar perfectamente una conversación con algún amigo. Y de qué hablaríamos? Pues así a priori, de cosas banales: de nuestro último viaje a Menorca, de la vida en el Norte, del clima…

También le contaría mi última visita a Oviedo al encuentro Bloggever, una especie de congreso donde te cuentan los entresijos y algunos trucos de los mejores bloggeros, emprendedores y los más seguidos en las redes sociales; vamos, un auténtico batiburrillo de gente de los que aprender, con los que inspirarse y todo acompañado de un grupito de instaamigas a las que desvirtualicé y fue simplemente genial. Sigue leyendo

Un vestido sexy inesperado!!

_MG_6456¿Tu sabes eso de que siempre antes de empezar una labor hay que lavar la tela? Pues eso es lo que yo NO hice con la tela que hoy te enseño, y qué barbaridad lo que encogió!!! Así que lo que prometía ser un vestidito playero holgado a conjunto con la faldita de mi rubia que te enseñé en este post, al final se ha convertido en un vestido ajustadísimo de esos que ya hace años luz que no entran en mi armario.

Se trata de una bambula que debe tener un alto contenido de algodón; cuando está recién lavado me recuerda al papel pinocho que se utiliza para hacer manualidades. La buena noticia es que cuando la llevas un rato puesta, con el calor del cuerpo recupera algo su aspecto original, es como si se dilatara. No se puede -o debe- planchar porque sino pierde esa arrugita característica que tiene la tela. Sigue leyendo

Historia de un bolso (y DIY kimono)

_MG_5214

El otro día me compré un bolsito tipo bandolera, y cumplía dos de los tres requisitos, ya sabes, bonito y barato. El tercero aún está por ver… Lo vi en un escaparate de la gran manzana valenciana en nuestra escapada a las Fallas y fue un flechazo!! Tenía todos los ingredientes que me faltaban en ese momento en el preciso instante que pasé por delante de él, porque al verlo lo primero que me vino a la cabeza fue verano, calor, agua, energía, sol… si, lo sé, más de lo mismo!! Pero no sólo eso, tenía el tamaño justo para meter en él unas llaves, el móvil, una barra de labios y ya!!! Tan sólo veinte por veinticuatro centímetros de un bolso extrafino pluscuamperfecto que en el justo momento en el que lo pagué prometía cambiarme la vida 😆. Sigue leyendo

Convivencia feliz en primavera

diy vestido niña

Si tienes más de uno, de un hijo me refiero, seguro que te habrás desquiciado en más de una ocasión con sus desavenencias. Hubo un tiempo, no hace tanto, que estaba tan harta que incluso decidí bañarles por turnos. Ni siquiera el relax del vapor y del agua calentita lograba apaciguar a las fieras. No eran grandes discusiones, sólo del tipo “te tiro un poquito de agua en la cabeza que previamente he puesto en un cubito y he dejado enfriar”, lo que desataba un grito aterrador; o ese juguete arrebatado sin posibilidad de huída con el consiguiente berrido de desesperación. Sigue leyendo

Un estupendo plan “b”

IMG_4523Cuánto nos complicamos la vida buscando la mejor manera de entretenerles, cuando acciones cotidianas y que tenemos a nuestro alcance por muy pocos o ningún euro son las que más les fascinan. Si les doy a elegir entre ir al parque o ir a… casi siempre eligen el plan “b”. Estos días de fiesta sin cole me propuse salir a la calle todo lo que el tiempo y nuestra salud nos lo permitiera. Pasadas ya gripes varias y gozando todos de buena salud, los lanzamos a las calles, y hoy te cuento cuáles fueron nuestros planes, sencillos, cotidianos, pero que han llenado nuestros días de vacaciones escolares (si nos sigues en Instagram ya estarás al corriente, jajaja): Sigue leyendo

Un año sabático… (y DIY falda de niña con peto sin patrón)

falda pana niña

Sigue leyendo

Érase una vez una princesa-koala…

 
Hoy un post de esos muy completitos, para que haya para todos. Si quieres reflexionar conmigo un rato, sigue leyendo a continuación. Si por el contrario sólo quieres coser sálgate todo este parrafazo y ve a continuación de la linea de separación, donde empieza el texto azul!!

Pues eso, que andaba yo preocupada con la siguiente escena que suele producirse con cierta asiduidad en mi día a día: me alejo un poco de la estancia donde está N y ésta (3 años y 6 meses) que esta plácidamente jugando con su hermano, incluso en ocasiones acompañados de su padre, al cabo de dos minutos empieza a llamarme: “mamáaaaa, mamaaaa, ¿dónde estas?…” me localiza, sonríe y o bien se queda conmigo (lo más habitual), o vuelve a bajar a jugar (las menos). Cuando estoy cerca le gusta estar encima de mi, peinándome, o viendo lo que hago. Vamos, que si le dejo hasta come encima como cuando era un bebé!! Sigue leyendo