Unas vacaciones de quita y pon!!

IMG_5492Seguro que conoces a alguna persona de esas que tardan cuatro días en hacer una maleta, que lo organizan todo hasta el último milímetro. Yo tengo una amiga que se lleva hasta mascarilla para el pelo y jabón Lagarto por si hay que lavar a mano 😆. Como le gusta pintarse las uñas se lleva quitaesmaltes y pintauñas por si se le estropea alguna. Sabes que es lo primero que pensó cuando llevaba cinco minutos de trayecto de camino al aeropuerto? Uy!! Me he dejado las plantillas de gel para los zuecos!!! Ilusa…

Es de esas que hace auténticos estudios de mercado sobre las chanclas que mejor se adaptarán a necesidades de sus hijos… Que no rocen, que se las puedan poner ellos solos, que agarren bien para ir por las rocas…Siempre lleva un mini botiquín en la maleta y con sus “por si” podría vestirse durante todo un año… Sigue leyendo

Un vestido con sólo siete rectángulos (talla dos años)

patrón vestido niña fácil

Seguro que todos tenéis lo que viene a llamarse “una vocación frustrada”, aquello con lo que soñabais de pequeños, con lo que os pasabais horas y horas jugando pero por las circunstancias que fueran ni se pasó por vuestro camino la posibilidad de formaros para dedicaros a ello. Unas veces quizá por no ser considerada una profesión de futuro, otras porque te manejabas mejor con las letras o por falta de oportunidades económicas, o probablemente nunca te diste cuenta de que eso era realmente lo que te podía llegar a apasionar de adulto (y ya de paso darte de comer).

En mi generación los más listos estudiaban una ingeniería y “los otros”, Sigue leyendo

A mil kilómetros de distancia

Vestido de niña tartán

Esa es la distancia que nos separa aproximadamente de nuestras familias, pero en sólo una hora estamos en nuestro destino, en nuestro hogar. Ya de regreso a casa me pongo a escribir. El camino del aeropuerto a casa bajo la lluvia y a través de las montañas me hace reflexionar; ¿Como acabé yo aquí? realmente estamos muy bien; bueno vale, el clima tal vez, aunque a decir verdad sólo lo notamos cuando nos vamos y volvemos, si no estamos inmersos en nuestra rutina y todo es familiar, hasta la lluvia. Sigue leyendo