Turista en tu propia ciudad (DIY vestido pichi de niña)

20160801203059__MG_9905

Vivir en un pueblo turístico tiene muchas ventajas. Llega la temporada estival y para tí la vida sigue casi igual, pero los visitantes están entusiasmados, desinhibidos, disfrutones, impregnados de un halo de slow life que se contagia. Es una escena habitual en mi día a día: me voy a caminar al atardecer y me voy cruzando por mi camino paseantes observadores; a veces son sólo gentes locales, otras marineros de buques que necesitan pisar tierra firme, pero la mayoría de ocasiones son transeúntes de paso que disfrutan de ver el anochecer desde ese lugar tan mágico que a veces a ti te pasa inadvertido. Entonces me giro y lo miro. Es francamente bonito. Otras lo inmortalizo y lo comparto en redes.

¿Y por qué no sentirnos como ellos en nuestro día a día? ¿por qué no salirnos de nuestra cuadriculada rutina para convertirnos en turistas en nuestra propia ciudad? Sigue leyendo

Un año sabático… (y DIY falda de niña con peto sin patrón)

falda pana niña

Sigue leyendo

Y con esto y un bizcocho (eso sí, casero)… un DIY de chaqueta de punto para niña

casona sestelo

Sigue leyendo

Bienvenido otoño!!

IMG_1770

Saludos desde Puerto de Vega. Un pueblito pesquero asturiano que a la familia Mar del Norte nos encanta. Ya os hablé de él y del Restaurante Regueiro, uno de nuestros favoritos, en este post. Es un plan que repetimos con asiduidad porque los niños disfrutan mucho en los columpios y nosotros con los ricos manjares de Diego, su chef. Por cierto madrileños, no le perdáis la pista. A partir del próximo 1 de octubre deja por unos meses su pueblito para estar en The Table By, el restaurante temporal o pop up en el Urso Hotel&SPA en Madrid (recordatorio: esto no es publicidad, no me regalaron ni el café; soy sólo una superfan de la comida rica, rica!!).

Y en este marco incomparable quiero enseñarte un vestidito de la rubia que no es nuevo pero que quizá nunca te lo he mostrado, uno de sus favoritos y muy, muy favorecedor, y quiero contarte cómo lo hice. Sigue leyendo

En el ecuador de las vacaciones escolares (DIY vestido niña con cuerpo de punto)

vestido, niña, punto

Hace casi dos meses que empezaron las vacaciones escolares. Mar del Norte se pone muy contento cuando llega el verano; las lluvias, la humedad y las rutinas dan paso a días largos, improvisados, días de playa hasta el anochecer, de cenas diferentes, en los que ellos deciden los planes en la medida de lo posible. El fresquito estival norteño tan envidiado por el resto de españoles nos da esa tregua que necesitamos para quitarnos leotardos, mallas y pantalones largos, pero también para dejar de lado los constantes catarros y virus varios que nos acompañan durante el curso. Pero… ¿qué me dices al respecto de estar con los niños las veinticuatro horas los siete días de la semana? Por el momento mis polluelos son muy pequeños para ir a campamentos o escuela de verano, así que la que suscribe hace las veces. Reconozco que siempre afronto esta temporada con cierto temor, ¿cómo podré gestionar el tiempo? En sólo una semana ya estábamos completamente adaptados a la nueva situación, en la que las aficiones de adultos pasan a un segundo plano; fundamentalmente dejé de hacer ejercicio, de coser, de tejer, de leer, de ver alguna película por las noches, de tener un rato de soledad.  Ahora son ellos los que se apoderan del mando del día a día! Sigue leyendo

El flúor es para el verano: DIY vestido frunces

Vestido frunces niña

Seguro que tienes cerca alguna amiga, compañera de trabajo o un jefe que tiene gancho, tiene un no se qué que le hace especial. No es un físico, no es un carácter, es un algo, unos le llaman tener ángel, otros duende o energía de la buena; hace que quieras estar con ellos, que te lo pases bien con su presencia… A veces es la conjunción de los astros, otras tu propio carácter que hace que te lo pases bien allí donde vayas y saques lo bueno de todas las situaciones.

Me encantaría criar a “hijos buen rollo” con quienes a la gente les gusta estar, de los que ven el lado bueno de las cosas, que dejan huella, que saben disfrutar de cada momento, de cada canción, de cada risa, de cada puesta de sol…  Y ¡ojo! No me estoy refiriendo a los leaders de las películas americanas, la guapa de pelo rubio y lacio, de la cheerleaders, del mejor bateador, del más musculado (imagino que no habrás pensado en eso, pero por si alguno está despistado, jajajaj). Sigue leyendo

Mi primera wish list

blusa niña plumeti volantes

La cuenta atrás ha comenzado. Queda sólo un día para las más largas de las vacaciones de las que disponemos a lo largo del año, en las que disfrutaremos de la familia, de la playa y del caloret mediterráneo. Está de moda en el mundo de los blogs eso de hacer wish list (o lista de deseos), así que Mar del Norte no iba a ser menos ¿Queréis saber cuál es la nuestra para estas vacaciones?

Los niños se han pedido ir descalzos toooodo el día (qué obsesión tienen!!), llevar manga corta y  llevar vestidos con las piernas al aire, bucear con una gafas especiales (este será el primer año para F. pues ya empieza a nadar sin ayuda), ir en el coche sin techo del abuelo, que mamá nos deje jugar con la manguera libremente y sin las botas de agua, y sin que nos diga todo el rato “no os mojéis que os constiparéis” (y es que tengo que reconocer que he tenido estos últimos días una seria obsesión por no llevármelos malitos), desayunar en la terraza sin chaqueta, ni bata… Como veis su lista tiene un denominador común, el calorcito, aunque estoy convencida que estos niños que son ya medio gallegos lo pasarían muy, pero que muy mal con el calor mediterráneo del mes de julio. Sigue leyendo