Si no viviéramos en el Norte…

IMG_4684Y estaba yo el otro día en Babia y pensé ¿que sería de El mar del Norte sin el Norte? Aunque lo de la costura empezó un poco antes de llegar aquí, lo cierto es que el blog no sería lo mismo. Probablemente ya no tendríamos pura naturaleza en la puerta de casa, ni playas desiertas sin pisar, ni imponentes acantilados. Por tanto, ya no haríamos tantas manualidades con plantitas, ni las espectaculares excursiones a abruptas cascadas a tan sólo veinteminutos de casa, ni picnics improvisados a la orilla de los ríos… Sigue leyendo

DIY cuello-echarpe XXL

IMG_4384

Sigue leyendo

Y con esto y un bizcocho (eso sí, casero)… un DIY de chaqueta de punto para niña

casona sestelo

Sigue leyendo

Un poco más autónomos (DIY chaqueta de punto para niña)

chaqueta punto bobo niña medidas

¿Crees que tus hijos son suficientemente autónomos? ¿te gusta hacer las cosas por ellos para que no lo hagan mal? ¿o les animas a que sean independientes? Es este un tema que me ronda en la cabeza desde hace un tiempo. Hace no mucho estaba en el vestuario preparando a F. para ir a su clase de natación -entonces tenía cuatro años- y perpleja observé como una madre vestía a su hijo que creo que tendría unos 8 años; también allí ví como una madre de dos niños que se llevaban muy poco, invitaba al más pequeño, que no tendría más de tres, a que se vistiera él solito y lo hacía estupendamente. Sigue leyendo

En el ecuador de las vacaciones escolares (DIY vestido niña con cuerpo de punto)

vestido, niña, punto

Hace casi dos meses que empezaron las vacaciones escolares. Mar del Norte se pone muy contento cuando llega el verano; las lluvias, la humedad y las rutinas dan paso a días largos, improvisados, días de playa hasta el anochecer, de cenas diferentes, en los que ellos deciden los planes en la medida de lo posible. El fresquito estival norteño tan envidiado por el resto de españoles nos da esa tregua que necesitamos para quitarnos leotardos, mallas y pantalones largos, pero también para dejar de lado los constantes catarros y virus varios que nos acompañan durante el curso. Pero… ¿qué me dices al respecto de estar con los niños las veinticuatro horas los siete días de la semana? Por el momento mis polluelos son muy pequeños para ir a campamentos o escuela de verano, así que la que suscribe hace las veces. Reconozco que siempre afronto esta temporada con cierto temor, ¿cómo podré gestionar el tiempo? En sólo una semana ya estábamos completamente adaptados a la nueva situación, en la que las aficiones de adultos pasan a un segundo plano; fundamentalmente dejé de hacer ejercicio, de coser, de tejer, de leer, de ver alguna película por las noches, de tener un rato de soledad.  Ahora son ellos los que se apoderan del mando del día a día! Sigue leyendo

Cambiamos de aires con un nuevo gorro y cuellito de punto (DIY)

 

patron, gorro, cuello, niño, punto, lana

Pensaba que no lo haría. Pensaba que a partir de ahora mi mente sólo pensaría en primavera. Ups! Me equivoqué. Me topé en la mercería con unas madejas irresistibles y no pude evitarlo. Además, un viaje programado al Pirineo catalán era la excusa perfecta.

Tenía pensado hacer un post sobre este viaje, pero al final la falta de material fotográfico me ha impedido contároslo todo todito. Han sido días de estar con la familia, de hacer muñecos de nieve, de que mi pollito grande debute con los esquíes, de comer como animales, de que los niños vean nevar por primera vez, de descansar, de verles disfrutar… en fin, un cambio de aires a 800 kilómetros de casa!! Sigue leyendo

Cuando hace frío… ¡culetes calentitos!

cubrepañal

Ayer me fui de rebajas, ya sabéis, a intentar encontrar esos chollos de última hora y que te guardas para el año que viene porque total, ¡¡para lo que queda de invierno!!! Pues no, cuando vives en el Norte el concepto de las rebajas cambia radicalmente. A estas alturas todavía nos quedan cuatro o cinco meses de botas, de lana, de pantalones largos… Así que realmente para nosotros el invierno no ha hecho más que empezar. Eso sí, si quieres comprar con éxito hay que intentar que la lana ya no sea de colores tan oscuros y que vaya en sintonía con los días más largos que a partir de ahora nos acompañarán.

Y claro, cuando tienes niños que crecen a la velocidad del rayo ¿qué ocurre si dan el estirón en mayo y vas a la tienda a por una chaqueta de lana y sólo tienen camisetas con piñas y bermudas amarillas? Sigue leyendo