Manualidades para hacer con niños pequeños

Por aquí ya han empezado las vacaciones!!! bieeeennn!!! Parece ser que el sol se va a asomar por el Norte estos días para que podamos disfrutar de días en la calle, en el campo y quién sabe, igual hasta nos dejamos caer por la playa bien abrigaditos, eso sí!!

Pero también habrá muchos de esos ratos de recogimiento en casa en los que los niños se cansarán del juego libre y reclamarán nuestra atención. Mis hijos todavía no dicen eso de “mamá me aburro”, lo manifiestan de otra manera, empiezan a chincharse y a lloriquear, así que ese es el momento de sacar plastilina, papel craft, pegamento, palillos, celo y las tijeras. Aquí os dejo unas cuantas ideas para hacer con vuestros polluelitos, con muy poco material, muy sencillos.

IMG_7220

Sigue leyendo

Recortar, pegar, crear… hoy toca un “trabajito” molón!

Hoy no me voy a enrollar. Estoy en modo otoñal!!

Qué se puede hacer con un catálogo de muebles y decoración y con las cajas de las galletas y cereales? Pues pasar una tarde entretenidísima… eso sí, os recomiendo que si los niños son muy pequeñitos hagáis una casita mini, no con dos plantas y buhardilla como hice yo, porque se cansan de tanto recortar y pegar!!

casita reciclaje

Casita con material de reciclaje

¿Qué recordarán tus hijos de su infancia?

Manualidades niños

Un garaje con una simple caja de zapatos

El otro día leí un artículo de una psicopedagoga que me dejó pensativa. Desvelaba los resultados de un ensayo titulado “el momento favorito entre mamá y yo” realizado en adolescentes. Se trataba de recordar algún momento importante, algo divertido o especial de su infancia, con su madre. Los mejores y más tiernos recuerdos que los chicos tenían eran de la vida diaria (ni viajes, ni grandes regalos, ni grandes fiestas).

Así que fuí corriendo y le pregunté a mi pequeño -cuatro años- qué era lo que más le gustaba hacer conmigo. Su respuesta fue clara y concisa: ¡¡trabajitos!! (así le llamamos a las manualidades). Empezamos a hacerlas sobretodo cuando nació su hermana -sólo tenia dos añitos- y nos vinimos a vivir al Norte, donde se me agotaban las ideas para entretenerle en casa los días de frío, lluvia o viento. Sigue leyendo