DIY toalla con capucha

img_8174

A veces el mejor plan lo tenemos más cerca de lo que creemos. Nunca les gustó ir a clases de natación y reconozco que no insistí pese a la tranquilidad que me da eso de que sepan flotar. El verano pasado él aprendió a nadar de forma natural, con sus primos, buceando en las cálidas aguas mediterráneas, y ella al final del verano consiguió defenderse bastante bien; pero hacía ya casi tres meses de eso. Así que decidimos organizar un plan entre semana algo diferente, ya sabes, un chute de anti rutina para estos días pre-navideños. La piscina climatizada de un hotel que se encuentra en un pueblito vecino nos estaba esperando y ellos emocionados con mi noticia. Y con este planazo  estrenamos nuestras toallas handmade! Sigue leyendo