DIY vestido bordado con punto smock (III parte).

IMG_9787

¿Tu hijo permanece sentado durante el rato que duran las comidas y cenas? Al parecer, entre treinta y cuarenta y cinco minutos es el tiempo que un niño debe tardar en comer o cenar y aproximadamente entre veinte y treinta  es lo que se considera adecuado para terminar el desayuno o la merienda.  Lo de permanecer sentados eso ya es capítulo a parte!! En casa, piruetas, bailes varios y patines, con paseíto hasta la pizarra entre bocao y bocao! Si tu lo has conseguido por favor, cuéntame el secreto!!! Sigue leyendo

Contraatacamos con el punto smock (II parte)

_MG_5766Ya estamos de vuelta para seguir con este proyecto que espero que os esté ilusionando tanto como a mi!!! Si eres nuevo por aquí, antes de seguir leyendo debes pasarte por el anterior post que puedes encontrar aquí, en el que explicaba qué material necesitas y cómo preparar el frunce para hacer el bordado smock de un vestido -también llamado nido de abeja-. Me han venido francamente bien algunas de las cuestiones que me habéis planteado en mensajes y comentarios al post anterior. A veces doy cosas por sentadas y por eso no reparo en explicarlas con más detalle.

Estaba redactando el post y pensando en lo mucho que queda aún para ponerle a mi rubia este vestido tan veraniego!! Al tiempo me he preguntado qué estaba haciendo yo el año pasado en estas fechas; Así que me he acordado de nuestro viaje a Tenerife y de lo ocupadísima que me tuvo la preparación de este viaje en términos costuriles!!! Así que teniendo en cuenta que este post es un poco aburrido en cuanto a material fotográfico se refiere, he decidido amenizarlo con alguna instantánea de aquel viaje… Ains!!! días de piscina, de manga corta, de cactus, de caminar sobre las nubes… ains!!! Sigue leyendo

Contraatacamos con el punto smock

IMG_3469

Llevo días con el post a punto de caramelo. Hoy no vas a ver fotos de mi niña con un vestido handmade, ni bonitos atardeceres, ni acantilados de vértigo… tendrás que esperar! Para aquellos que estén aquí con nosotros por otros motivos distintos a la costura amenizaré el post con alguna foto de una de nuestras últimas rutas: la cascada de Seimeira (Santa Eulalia de Oscos, Asturias). En este enlace puedes conocer los datos técnicos al detalle de esta excursión. Hay dos posibles accesos: desde el Area recreativa de Pumares, durante 6,5 kilómetros, o desde Busqueimado a tan solo unos  2,5 kilómetros pero con un fuerte desnivel, quizá demasiado para ir con niños muy pequeñitos o poco acostumbrados. Nosotros las hemos hecho las dos. Puentes de madera, árboles autóctonos, una aldea de piedra abandonada, mucho musgo, árboles caídos, el sonido del río acompañándote durante todo el camino… Apúntatela en la lista de excursiones para hacer por el Norte!!

Pero hoy vamos a ir al grano y hacer un vestido juntos!! ¿te animas? Aunque oficialmente ya estamos en primavera las condiciones climatológicas no nos acompañan, no al menos para llevar vestidos de lino de manga corta. Así que creo que tenemos tiempo de sobra. Sigue leyendo

Batiburrillo invernal o lo que nunca te enseñé…

img_9103

Si estás aquí leyéndonos lo habrás comprobado, la costura es una afición muy gratificante porque no sólo mantiene tu mente y tus manos ocupadas durante largas horas, sino que además te permite hacer apaños hogareños que nunca hubieras encontrado en los comercios y con unos pocos euricos tienes soluciones muy prácticas…

Pero no siempre son maravillosos los resultados que obtienes. A veces nos equivocamos: la elección de la tela incorrecta, el color no es el adecuado o el resultado no es el deseado. Hoy el post es un resumen de algunas de esas labores que nunca te enseñé. Unas veces porque no seguí un paso a paso y por tanto no me pareció oportuno enseñarte sólo el final, no le veía utilidad; otras porque era algo tan sencillo que no había contenido para hacer un post con un DIY y otras porque el resultado me parecía tan “cutre” que me daba vergüenza enseñártelas jajajaja!!!. Hoy me lío la manta a la cabeza. Sigue leyendo

Manualidades de invierno

img_9075

Hacía tiempo que no nos sentábamos a hacer esto que tanto les gusta. Bueno, en realidad tanto, tanto no, solo desde Navidad! Aunque lo cierto es que cada vez son más mayores, tienen menos tiempo fuera del colegio y el que tienen les dejo disfrutar del tan necesario juego libre. Peeeero de vez en cuando y sobretodo cuando salen días de esos “pochos” en los que donde mejor se está es en casa, un rato de manualidades guiadas son un planazo.

Como siempre… no te esperes grandes ideas, muchas de ellas incluso auténticos plagios de Pinterest pero con nuestro toquecillo cutre!! jajjaja  Sigue leyendo

Una comida invernal en As Veigas

img_8910

Si hay algo que supera con creces al hecho de pasar un día en plena naturaleza acompañado de un buen churrasco es hacerlo con amigos. Los niños quieren estar con sus semejantes, de ellos aprenden, con ellos se enfadan, resuelven y descubren, y si encima están haciendo algo que les entusiasma y tienen a tiro de ojo a sus padres ya es el “novamás“.

Pero empecemos por el principio. Anunciaban lluvias intermitentes para un domingo del mes de febrero, pero no hacía demasiado frío. Había que buscar un sitio amplio, donde poder llenar el buche pero en el que si los niños necesitaban estar en la calle hubiera un buen techo para que no se mojasen. Me acordé de este acogedor mesón en medio de la naturaleza, con un amplio comedor con chimenea y con un merendero cubierto en el exterior donde podrían, bien abrigados, jugar al aire libre. Sigue leyendo

Oliendo la primavera

img_8656

No sé si lo habrás notado. Es muy sutil, a penas imperceptible. Sigue haciendo fresquito pero a ratos ya puedo llevar el abrigo abierto y hay días que la bufanda me sobra. Los días empiezan tímidamente a ser más largos y las manadas de aves empiezan a bailar en el cielo. Aún nos quedan un par de heladas, así que no bajaré la guardia, pero reconozco que saber que está cerca me alegra la existencia.

Después de casi cinco años en el Norte puedo reconocerla a lo lejos. Empieza la temporada de lluvias repentinas, días en los que el agua cae a plomo para a continuación dejar el cielo, el suelo y el ambiente relucientes, y entonces un sol gigante nos embadurna de vitamina, pero cuando aún ni te has acostumbrado a él vuelve a caer el chaparrón… le gusta jugar al despiste y no quiere que te relajes. Sigue leyendo