Los niños de mi futuro

IMG_2340

Dicen que los padres de ahora lo tenemos más difícil, que las nuevas tecnologías, la velocidad vertiginosa a la que avanza todo y el exceso de información nos lo complica muchísimo. Y aunque no se si eso será cierto, creer que es así me produce cierto alivio. Pensar que este agotamiento emocional tiene su razón de ser y que lo que me toca vivir es mucho más complicado que antaño me convierte en toda una heroína, y ¿a quién no le gusta sentirse poderosa?

Pero me paro a pensar y no sabría decir quién lo tiene más difícil si ellos o nosotros.
IMG_2355

Sí, es verdad, los niños de los ochenta teníamos que rogar para que nos dejasen ver los capítulos de dibujos animados de los sábados por la mañana; ellos, los niños del futuro, tienen que pelear para aclararse con los siete mandos, localizar el canal deseado y aprenderse los botones de paro y rebobinar para no perderse ni una coma. Y como este, miles de ejemplos. ¿Entre cuántos juguetes podíamos elegir en reyes? Los niños del pasado jugábamos en la calle, solos, a veces en el portal de la comunidad sin las miradas suspicaces de los vecinos; comíamos filete con patatas sin miedo al exceso de proteína y fresas sin miedo a los pesticidas; hacíamos pócimas con los restos del café en los restaurantes y jugábamos a la pelota y con los patines en el pasillo de casa sin recibir la visita quejosa de los vecinos (o al menos los míos nunca lo hicieron). Sin embargo, los niños del futuro acuden a talleres didácticos, deben comer kale ecológico y porridge de avena y por supuesto, nunca “molestar” a vecinos u otros comensales con sus juegos y canturreos.

IMG_2353

Ellos sí que lo tienen difícil!!!! ¿Qué pasa en sus cerebros cuando la información, los estímulos y la tecnología les llega a raudales? Dicen los expertos que muchos niños padecen de ansiedad por no poder digerir tanta información a tan temprana edad y que de esa forma se aniquila su innato espíritu creativo, ese que surge cuando no se hace nada, sólo jugar.

Y hablando de tecnologías, sabiás que los hijos de Steve Jobs no usan tablets y tienen restringido su uso? ¿o que los hijos de Bill Gates no tuvieron teléfono móvil hasta los catorce años? ¿y que muchos directivos de Google, Facebook o Apple llevan a sus hijos a colegios cuya metodología tiene prácticamente vetada la utilización de tecnologías? Qué obsesión los colegios por vendernos su uso como un plus!!! Da mucho que pensar, no crees?

IMG_2327

Y sin más preámbulos, hoy vamos con un gran clásico. El patrón que te propongo hoy no es nada nuevo, pero sí para mi que no lo había hecho nunca.

Material que yo he utilizado:

  • 1,50 cm de tela (aunque me ha sobrado un poco, que utilizaré el año que viene para hacerle un volante y alargarlo un poquito). Me apetece contaros que la compré en Mamá madejas. La vi en su cuenta de Instagram y me enamoré de ella perdidamente, y aunque no tienen tienda on line, les mandé un mensaje y lo arreglamos todo y me la enviaron. Y para la que viva en Madrid y quiera aprender, hacen cursos!!! (Os recuerdo que no es publicidad!!).
  • cuatro botones
  • hilo, tijeras, máquina de coser…

Patrón

Como siempre te digo, puedes utilizar un patrón básico que te haya funcionado en otras ocasiones, pues luego casi siempre hay que retocar. Yo en esta ocasión he sacado el patrón de cuerpo de un libro nuevo que me compré (y a ver si lo puedo reutilizar para sucesivos vestidos, que siempre los arrugo y tengo que volver a hacerlos). Se trata del libro Diseño y Confección de vestidos de niñas de Oliver and S. Ya sabéis que os enlazo la web porque creo que os puede ser útil, no para hacer publicidad, porque por desgracia mía tuve que pagar los veinte euros que cuesta. Todavía no le he sacado mucho partido, pero confío que sea un básico al que recurriré cuando quiera hacer las distintas variantes o tenga dudas.

Adaptación del patrón

Como siempre ocurre, es difícil encontrar el patrón que tengo en mi mente. Así que en este caso he trazado una linea recta en la pieza delantera del patrón y he añadido unos centímetros. Por ahí colocaré el volante que irá por todo el delantero y el cuello en la espalda.

IMG_2239

La inspiración

Ya sabes que aquí está todo inventado. De hecho este patrón es un mega clásico. Lo he visto en Teresa y Leticia, en Bonnet à Pompon, en Bonpoint… pero en realidad ya estaba inventado. Dependiendo del vuelo que le des al volante, o de si lo pones más centrado o más hacia la manga, o de la caída que tenga la tela, el modelo cambia muchísimo, así que deja volar tu imaginación y hazlo a tu gusto!

De izquierda a derecha: Bonnet à Pompon, Teresa&Leticia y Bonpoint.

Nos metemos en faena

Una vez cortadas las tres piezas delanteras y las dos de la espalda, he cortado dos cintas de la tela de unos 8 centímetros de ancho por 80 cm de largo, para hacer el volantito. Te recomiendo que no lo hagas mucho más largo pues tendrás que fruncirlo mucho e igual la niña se echa a volar!! jajajaj.

 

Unimos las dos piezas de la espalda y las dos delanteras laterales por los hombros. A continuación unimos esas con la central introduciendo el volante previamente fruncido y colocado hacia el derecho de la labor. Yo lo he hilvanado y he hecho una primera prueba a la niña. En esta prueba he visto que me sobraba tela de laterales y he tenido que recortar un poco más el escote.

IMG_2246

Ahora toca unir los laterales del vestido, pero previamente introduciremos la lazada que he hecho con dos trozos de tela de 75 centímetros de largo por 18 centímetros de ancho (que doblaremos por la mitad para hacer el pespunte).

A continuación he aprovechado para recortar sobrantes, zigzaguear para que no deshilache la tela (pues no tengo remalladora) y hacer el doblez muuuy pequeñito de los volantes.

Lo que viene a continuación te lo puedes imaginar. No quiero repetirme y es más de lo mismo y por aquí hemos hecho muchísimos. Dale un vistazo a la sección madeformummy del blog para continuar con la botonadura de la espalda, el bajo y el biés del cuello. En las sisas me he limitado a hacer un doblez doble y lo he cosido a mano. Como no va forrado es relativamente sencillo si tienes un nivel de costura medio.

Y ahora cuéntanos, ¿quién crees que lo tiene más difícil, ellos o nosotros?

IMG_2314

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

2 comentarios en “Los niños de mi futuro

  1. Me encanta el vestido, y madre mía cómo crece esa niña. Tienes razón que ya está todo inventado, sólo hay que buscar un poquito y enseguida das con un montón de versiones de casi todos los modelos. Pero siempre le puedes dar tu toque personal, ahí está la magia.
    Yo creo que lo tienen más difícil los niños ahora que nosotros. Están en una espiral de querer más, de tener más, de saber más…. La mía tiene limitado el uso de tablet y consola y de móvil ya le dije que nada de nada hasta los 14 aunque supongo que al final cederé un poco antes por eso de que a los 12 ya empiezan el instituto. No sé. Es complicado gestionar todo. Muchas veces dice que se aburre pero si yo no cedo al final encuentra algo que hacer. Es muy creativa y le encanta pintar, hacer papiroflexia… Creo que esos ratos de “aburrimiento” también son importantes y tienen que aprender a gestionarlos aunque los mayores no siempre le demos buen ejemplo y saquemos el móvil a la primera de cambio. En fin, es complicado para todos.

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s