Batiburrillo invernal o lo que nunca te enseñé…

img_9103

Si estás aquí leyéndonos lo habrás comprobado, la costura es una afición muy gratificante porque no sólo mantiene tu mente y tus manos ocupadas durante largas horas, sino que además te permite hacer apaños hogareños que nunca hubieras encontrado en los comercios y con unos pocos euricos tienes soluciones muy prácticas…

Pero no siempre son maravillosos los resultados que obtienes. A veces nos equivocamos: la elección de la tela incorrecta, el color no es el adecuado o el resultado no es el deseado. Hoy el post es un resumen de algunas de esas labores que nunca te enseñé. Unas veces porque no seguí un paso a paso y por tanto no me pareció oportuno enseñarte sólo el final, no le veía utilidad; otras porque era algo tan sencillo que no había contenido para hacer un post con un DIY y otras porque el resultado me parecía tan “cutre” que me daba vergüenza enseñártelas jajajaja!!!. Hoy me lío la manta a la cabeza.

Chapuza número 1: Cojines nuevos para el salón. Era una tela que tenía por casa de jacquard. Compré unos madroños de color azul a contraste. La idea era buena, pero luego me di cuenta que ese amarillo tan chillón quedaban un poco de pegote en el salón. Aún así los amortizaremos durante unos meses hasta que encuentre unos sustitutos. Si te apetece cambiar la decoración del salón con un gesto tan pequeño, en este tutorial te enseñaba cómo hacer unos cojines.

img_9116

Chapuza número 2: un collar con una camiseta vieja: ¿sabes esas prendas que no te atreves a tirar porque tienen algo especial? Eso es lo que me pasó con una camiseta de estilo indio con bordados que me quedaba raquítica y estaba completamente demodé. Aún así la conservé durante años. Recorté uno de sus bordados y lo transformé en collar. Para darle consistencia le puse una entretela y una tela de raso por la parte de atrás y finalmente le cosí la cadena ¿Qué te parece el resultado? No deja de ser una pequeña chapuza el resultado pero una muy buena idea que cogí en el mercadillo de Las Dalias en Ibiza, para darle originalidad a muchos looks algo sosos!!

Chapuza número 3: alargando mangas con una tela peluda. Poca explicación requiere esta labor. Se trataba de una chaqueta que le tenía especial cariño porque era de muy buena calidad. Era de mi chiquitín. A ella se la puse pese a que no era de sus favoritas por el color. Las nuevas mangas imitando piel creo que le dieron un toquecillo especial. ¿No te parece? ¿Que por qué la considero una chapuza? Pues porque las mangas sólo le caben si el abrigo tiene las mangas anchitas!! Una chapucilla resultona!! no crees? jajaja

img_7567

Chapuza número 4: Un burlete para la puerta. Esta labor surgió por pura necesidad. Cada vez que había temporal mi recibidor se llenaba de hojas y cochinadas varias que entraban por debajo de la puerta. Había visto burletes de esos que pesan, que se ponen pegados a la puerta, pero en cuanto se abre y se vuelve a cerrar tienes que volverlo a colocar. Esta solución la encontré en Pinterest y me parece muy práctica, pero claro, no tan mona como esos ositos que decoran las puertas de muchos hogares Pinterest!!

Chapuza número 5: ¿Recuerdas la obsesión que tengo con los palos erosionados? Los encontramos en la playa cuando baja la marea. Hemos hecho muchísimas cosas con ellos. Puedes ver otras ideas en este post. En esta ocasión hice algo especialmente práctico: un organizador de collares. Quizá no puede ser catalogado de chapuza si no lo pones en el recibidor de casa ¿no crees? Tranquila… no lo hice!!

img_9091

Chapuza número 6: Unos pantalones para él a conjunto con el vestido de estrellas que hicimos aquí. Cogí un patrón equivocado y el resultado fue unos pantalones gigantes, así que tengo que rehacerlo, pero como los hice al final del verano y ya empezaba a refrescar los aparqué para el verano siguiente.

Chapuza número 7: y ya para acabar… un vestido para mi!! No es que no me guste el resultado, de hecho tuve la osadía de ponérmelo para una celebración familiar, jajajaj. Es simplemente que desde que vivo en el Norte prácticamente no me pongo vestidos cortos, tengo un frío tremendo en las piernas, así que no me lo volví a poner nunca mas!! Hoy lo he desempolvado para enseñártelo, bien calentita dentro de casa, con la calefacción a tope y viendo llover!!

img_9126

¿Con cuál te quedas? ¿qué labor es la que más te ha gustado? ¿te ha dado este post alguna idea para reciclar algo que ronda por casa esperando “su momento”? Cuéntame… estoy on line!!!

Anuncios

4 comentarios en “Batiburrillo invernal o lo que nunca te enseñé…

  1. Anda anda. Yo emocionada porque iba a ver una chapucilla tuya y vas y enseñas esto… Qué chapuza ni chapuza? Si has puesto tiempo y cariño es razón suficiente para darte un aplauso mujer!!
    Ole por todas las que ocupamos el tiempo tratando de crear 😉

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s