La vuelta al cole con un 60´s dress!

img_7355Ya, ya se que llevamos un mes largo de rutinas y que ya estas harta de oír eso de “la vuelta al cole” por todos lados, pero es ahora, y no cuando había que comprar los libros y los lápices, cuando la vuelta a las aulas se siente en todo su esplendor. Atrás quedó la jornada reducida donde las tardes nos permitían jugar hasta caer rendidos y hacer planes diferentes. Ahora, largas jornadas escolares que nos dejan apenas tres horas para merendar, jugar un ratito o ir al parque, leer o hacer deberes, duchas y cenar. Desde luego a nosotros se nos quedan muuuy cortas. Tan sólo un mes ha sido suficiente para que con apenas cuatro años ella haya llegado a la conclusión de que no le gusta ir al cole; me dice, me cuenta, que se le hace muy largo, que tiene que trabajar mucho, que este año ya no tienen casi tiempo para jugar en clase… y yo cada vez me hago más y más pequeña!! Él ya se ha acostumbrado, y por no hacer ya ni se queja!!

img_7362

Un año más me empiezan a llegar artículos sobre el sistema educativo, sobre las bondades de los de otros países, sobre la idoneidad o no de las actividades extraescolares, sobre el escaso tiempo de juego en los niños, sobre el tiempo excesivo dedicado para hacer los interminables deberes, sobre la merma de la creatividad en las escuelas… y aquí cada cual hace lo que puede, y lo mejor que sabe, con resignación o indignación.

img_7283Pero si hay algo que me produce alivio es encontrarme noticias como esta, donde un grupo de jóvenes de la ESO a través de un concurso simbólico y por medio de un monólogo explican los elementos básicos de la química o física saliéndose de los esquemas tradicionales de la enseñanza; o proyectos como el de Maria, del blog Escarabajos, bichos y mariposas, que a través de su otro blog Sin deberes  reflexiona, y con la colaboración de varios profesionales intenta resolver, o al menos, debatir, sobre muchas de las cuestiones que se seguro que tu te planteas a diario sobre la educación de tus hijos; También me dejó especialmente pensativa conocer la existencia de este cruce de cartas entre el que fuera premio Nobel de literatura en 1957 Albert Camus y su maestro, donde se evidencia una vez más la tan importante tarea que pueden hacer los maestros en la vida de nuestros hijos. Puedes verla en este video o en este enlace.

Así que bueno… no todo son malas noticias!! muy de vez en cuando descubrimos que a pesar de los pesares es posible que nuestros hijos puedan ser muy felices y que lleguen muuuuy lejos, y que en casa tenemos el mejor de los espacios para lograrlo.

img_7341


Cambiando de tema: la rubia se me está haciendo mayor, snif! Así que no me queda otra que ir adaptando la costura a su edad. Este invierno he decidido aparcar un poco los cuellitos fruncidos y los vestidos con el canesú muy alto; por contra he decidido ajustarlos al cuerpo, bajar un poquito más el corte de inicio de la falda y hasta nos hemos atrevido este año a comprar unos jeans bootcout!!

La tela que he utilizado en el post de hoy es una villela con un estampado ligero con cierto aire sesentero. Tenía miedo a que el estampado le diera demasiada homogeneidad al vestido y me plantee hacer el cuello o un cinturón a contraste, aunque al final lo descarté. Será éste un vestido de otoño y de primavera. He tenido que hacerlo de manga corta por falta de tela, así que si quieres hacerle la manga larga recuerda añadir al metro de tela propuesta otro largo para la manga.

img_7316

Observarás que el vestido del post de hoy es el que siempre hacemos aquí en El Mar del Norte y que puedes ver en múltiples post (como este, este o este). Siempre quiero innovar  con el patrón, pero al final todos los vestidos que me vienen a la cabeza están hechos con la misma base. En esta ocasión he introducido las siguientes variantes:

  • el largo del cuerpo: de unos 25 centímetros para una niña que mide 1,07 cm.
  •  el plisado de la falda en vez de hacer un fruncido
  • manga corta: por necesidades técnicas
  • cuello peter pan
  • La botonadura de la espalda es más ancha, con doble tira de botones
  • No lleva forro

¿Qué material necesitamos para un vestido de niña de talla cuatro años?:

-1 m de tela de doble ancho (mínimo 1,40 cm). Yo he utilizado una villela. Recuerda que si quieres hacerle la manga larga añade a ese metro el largo de la manga de la niña.
-Hilo al tono
-Cuatro botones de nácar
-Material básico de costura: alfileres, tijeras, agujas, máquina de coser…

¿De cuantas piezas de corte se compone el vestido? En total 5, algunas por duplicado y también un biés tan largo como el contorno del cuello más un poco más. Yo he utilizado un patrón básico de cuerpo de la revista Espejito, puedes comprarlas on line aquí aunque las tienes en casi cualquier quiosco. Después de probar a la niña es muy probable que tengas que adaptarlo o rectificarlo.

Estas serían las piezas:

1 delantero
2 espaldas
2 mangas
falda: 2 piezas de 33 cm por el ancho de la tela
4 cuello

Confección:

img_9794
1. Unión de piezas de la espalda y delantero por los hombros. Recortar sobrantes de tela y hacer zigzag para que no se deshilachen.

2. Unión de una manga al cuerpo. Sólo unimos una e hilvanamos para probárselo a la niña y comprobar si hay que corregir, a qué altura queremos que comience la manga, cómo de escotado queremos el cuello, y si lo queremos más ajustado de cuerpo o menos. Yo después de probarle he tenido que cortarle por todos lados… grrrrrr!!

Una vez corregido, y recordado, unimos la otra manga.

3. Hacemos el pespunte que va desde la manga pasando por debajo del brazo y por el lateral del cuerpo. Todo de una. Recortamos sobrantes y hacemos zigzag.

4. Hacemos un doblez por la parte inferior de las mangas y pespunteamos

img_7246

5. Unión de la falda a cuerpo: lo primero será unir las dos piezas de la falda, es decir, los dos rectángulos con un pespunte por los laterales. Ahora haremos los pliegues de las tablas. Es una labor un poco más costosa que hacer un fruncido con la máquina, pero para mi era un nuevo reto!! Consejo: utiliza una tela que tenga algún referente, como rayas, cuadros o similar. No es imprescindible, pero será más fácil hacer los pliegues. Así que ya sabes, muchos alfileres, un hilván y plancha bien cerca!! Yo he hecho los pliegues de unos 3,5 cm.

Cuando ya tienes todas las tablas marcadas hilvanadas,  lo unes al vestido. Nuevamente es esta una árdua tarea, porque hay que ir haciendo coincidir las costuras laterales de la falda con los pliegues y con los laterales de costura del cuerpo. Una vez conseguido lo hilvanas y se lo pruebas nuevamente a la niña para medirle la botonadura de la espalda, es decir, para comprobar si tienes que meter más tela de la espalda para que le quede más ajustado o no.

img_9795

6. Con las medidas de la botonadura claras, justo en medio de la falda haces un pequeño corte de unos 10 cm para que sea más fácil de poner y quitar el vestido. Ahí tenemos dos opciones: o hacer un boblez muy pequeñito hacia dentro de la tela y hacer un pespunte, o colocar una telita encima y darle la vuelta a modo de biés pero con forma de uve (yo lo he hecho así. Mira las siguientes fotos).

img_9796-2

7. Para el cuello he utilizado dos telas de distinto estampado porque como la villela es un poco rígida, la parte inferior del cuello la he hecho con una tela de algodón finita. Con un patrón básico que tenía, lo he adaptado al contorno del cuello de la niña una vez que se lo he probado y ajustado en la espalda. He necesitado un biés (tan largo como el contorno del cuello y un poco más) el cual hemos colocado del revés encima del cuello y del vestido, ambos del derecho (observa la última foto de arriba). Luego le damos la vuelta hacia el revés del vestido y hacemos un doblez doble y unas puntadas a mano.

img_7288

8. Botonadura de la espalda: en esa ocasión he optado por hacer una doble botonadura pero debo admitir que no ha sido intencionado. Cuando ya tenía montadas las tablas y acopladas al cuerpo no sabía como narices hacer coincidir la abertura de la espalda con las tablas de la falda, ni como hacer para cortar la abertura de la falda sin que se viera, así que opté por esconderla debajo de otra tabla. El resultado es un “mogolloncillo” de tablas que apenas se aprecia a simple vista pero que yo sé que está ahí. Así que debo admitir que este punto no se ni cómo explicártelo. Quizá hubiera sido buena idea hacer una pequeña abertura en el cuello de unos diez centímetros y luego una cremallera en el costado, pues la idea era que fuera un vestido bastante entallado. Pero por otro lado, con esta solución y teniendo en cuenta que el vestido es bastante entallado, puedo ir moviendo los botones según ensancha el cuerpo de la niña. Observa que el cuellito no llega hasta el final, precisamente para poder ir moviendo los botones sin tener que modificar el cuello. En estas fotos puedes ver lo que te explico:

Y ya para acabar hoy te traigo una pequeña sorpresa; bueno, mejor le llamaré un experimento, pues se trata de un video chapucero cosiendo el vestido que hoy te enseño. Un día me levanté súper convencida y decidida a grabarlo todo. Así que planté trípode y despejé el terreno. La dificultad de las primeras tomas (desenfoques, planos fuera del objetivo…) hicieron que me desilusionara y dejara de grabar. Aún así hoy quiero compartirlo contigo confiando que en la próxima habrá más suerte!!

No quiero despedirme sin antes pedir perdón por el descontrol en las publicaciones. Este año me resulta un poco más complicado publicar todas las semanas, así que quizá tengas noticias nuestras con menos frecuencia. A través de Instagram podrás seguir nuestro día a día en @elmardelnorte o algún adelanto de lo que estamos cosiendo en @elmardelnorte.blog

Adioooooosssss!!!!

img_7355

Anuncios

10 comentarios en “La vuelta al cole con un 60´s dress!

  1. Gracias por el vídeo Mabel!!!
    No pierdas el entusiasmo por el blog que nos gusta mucho 😊.
    Y respecto al sistema educativo… En algunos colegios se empiezan a atisbar cambios de metodología. No sé si nuestros hijos podrán estudiar con un método acorde a sus intereses. Mientras tanto aquí estamos los papis y mamis haciendo las veces de escuela.
    Un besito guapa

    • Hola Lidia!!! Sí, es cierto. Se está hablando tanto sobre el tema que empieza a haber algo de sensibilización y si tienes suerte, puede tocarles algún maestro más especial, y con ganas de cambios, aunque imagino que no siempre pueden llevarlo a término.Pues muchas gracias por tus ánimos!! a veces me atasco y me viene bien una palmadita… jajajaja!! Un beso

  2. la tela es sûper bonita! y el cuello peter pan es mi preferido, ahora solo hacen vestidos con cuello “frufru” 😉
    no puedes guardarla en casa por las tardes? es triste que con 4 anyos ya les tengan asî, dônde queda la motivaciôn? sobre los otros paîses, muchas veces nos creemos que la hierba es màs verde en el jardîn del vecino, pero no siempre lo es, yo soy sûper escéptica, sobre todo porque estoy en un paîs que supuestamente tiene una educaciôn mejor y yo comparo lo que veo con mis propia experiencia y es una auténtica kaka, la ûnica ventaja es que los coles no cuestan màs o menos dinero, solo depende de los ingresos de los padres, ya sea un cole alternativo o un cole de curas o uno pûblico.

    • Cuello “frufru” jajajajaj!!! Te he entendido perfectamente Mirari!!
      Pues verás… cuando empezó el cole el año pasado tenía pensado eso, no llevarla por la tarde si la veía cansada, pero luego entras en la rueda y al tener a su hermano mayor me parecía que hacerlo con ella y mandarle a él era un poco cruel (él ya ha empezado primaria) y luego está el tema de pillarle el “truquillo” a eso de hoy no, hoy sí!! En fin, que una vez que hemos decidido escolarizarlos hay que coger el toro por los cuernos… Pero como aquí tengo confianza con vosotras pues me desahogo!!! jajajaj Un besín!

  3. Me chifla! Lo voy a (intentar) hacer… y lo sabes!!! 😂
    Gracias mil por el vídeo!
    Besines!
    Ah! Lo del cole, tema complejo… pero no dudo de que estas supliendo las deficiencias del sistema con inteligencia y muuucho amor. Seguro que tus niños son buenos y súper felices! (O mucho nos engañan tus fotos? 😜😜😂). Ánimo!

    • Ay Paloma!!! Lo que no hay duda es que todas lo hacemos lo mejor que podemos o sabemos… lo de medir su felicidad es un tema más complejo, porque no se recogerá la cosecha hasta dentro de mucho años y probablemente nunca se detecte en qué nos equivocamos! Un beso y gracias por pasarte!! PD: enséñame el vestidoooo!!!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s