Un poco de astenia otoñal

cuellito, blusa, niña

El año pasado me apunté a Taichí. Había oído hablar de sus bondades y quise darme una oportunidad aún sabiendo que no soy yo muy de esas disciplinas, pues más que relajarme me paso toda la clase mirando el reloj. Duré sólo un mes a pesar de que la profesora era el buen rollo personificado. Llegué a la conclusión de que para relajarme prefería dar un paseo, o charlar con una amiga por teléfono o simplemente no hacer nada. No obstante sí hubo una cosa que me gustó descubrir, y es en qué medida, como a las plantas, nos afectan el paso de las estaciones del año.

Y te cuento esto porque he descubierto que tengo una astenia otoñal de caballo!! Mi verborrea reflexiva está hibernando.  Por muchas uñas rojas y labios carmesí que me plante nada, estoy en modo otoñal ON!!! Y el cambio de horario ha terminado de rematarme… Así que hoy me limito a enseñarte una labor muy fácil, para principiantes, pero muuuy práctica. Y esperemos que mi cuerpo vuelva en sí y se adapte del todo a la estación, y de mi mente empiece a fluir la inspiración. ¿A ti también te pasa? ¿Te afecta tanto como a mi el cambio de estación?

como, hacer, cuello, bebé, fruncido, volante

Este es el primero de tres post en los que te voy a enseñar el conjunto que me ha tenido entretenida las últimas semanas. Está formado por tres piezas: vestido, chaqueta de punto y camiseta con cuellito de volante.

Empezaremos por lo más sencillo, el cuellito que ves en la foto.

No he parado de hacerlos desde que empecé a coser en blusas, vestidos, como un elemento independiente -a modo de collar- y que se puede colocar en cualquier conjunto. Este último modelo fue el que hice a conjunto con la faldita y que puedes ver en este post. Observarás que es de quita y pon, con un botón, y se puede poner en cualquier prenda haciéndola muy especial.

cuellito, camisa, bebe

En esta ocasión he comprado una camiseta básica de esas de cuatro euritos, sin cuello (que no se para qué las hacen, me parece una prenda absolutamente inútil para invierno) y le he añadido yo el cuello al tono. ¿El motivo?

1.-pues porque es más cómoda que una blusa (gracias a la elasticidad del algodón)

2.- porque hace las veces de camiseta interior pero con ese toque especial (así para los vestidos a los que se pone chaqueta, con poner debajo esta camiseta es suficiente y no hace falta poner camiseta interior, más blusa, más vestido, más chaqueta, buf!!!);

3.- Se puede combinar con el vestido para el que lo he hecho, pero también con unos pantalones vaqueros como puedes ver en las fotos.

¿Te he convencido? ¿si? pues al lío…

MATERIAL NECESARIO

Una camiseta con botones -preferiblemente en la espalda-, un retal de tela, hilo del color de la tela, alfileres, tijeras…

NOTA: yo he utilizado una camiseta con botonadura a la espalda porque al poner el cuello la camiseta pierde su elasticidad, por lo que si no tiene botones o no es muy escotada, es probable que no le pase al niño por la cabeza.

blusa, cuellito, cuello, niña

Necesitas un retal pequeño suficiente para cortar dos tiras (unos 30 cm son suficientes), una de 90 cm de largo por 6 cm de ancho y otra de 44 cm de largo (o el largo del contorno del cuello de la camiseta más un poco más) por 3 cm de ancho (este será cortado al biés, es decir, al sesgo o en diagonal por lo que se necesita un poquito más de tela).

cuello, cuellito, camiseta, blusa, niña

Haremos un infimo doblez en uno de los lados de la primera tira (la de 90 cm -ver primera figura de la derecha) y le pasaremos un pespunte y por el otro haremos un fruncido (yo lo he hecho a máquina con una puntada larga). Luego tiraremos del hilo para hacer el frunce hasta que quede con una longitud equivalente al largo del cuello de la camiseta (en mi caso 44 cm).

cuellito, camisa, volante

Ahora se colocará la camiseta del derecho, encima pondremos el volante también del derecho, y encima la tira del biés del revés, se unirán las tres piezas con alfileres y se pasará un pespunte.

A continuación se le dará la vuelta al biés hacia dentro de la camiseta haciendo un doble doblez el cual se coserá preferiblemente a mano, para que la puntada no se vea por el derecho de la labor, o no se haga encima del volante (aunque si has puesto el biés más ancho, puedes coserlo a máquina levantando el volante, de forma que el pespunte quedará escondido debajo de éste). Recuerda que ambos extremos de este biés deben quedar también escondidos debajo del doblez.

Y para acabar, se hará un pequeño pespunte en ambos lados del volante, lo que irán por detrás de la camiseta, al lado de la botonadura. Fácil, verdad?

IMG_2219

En breve seguimos con el resto del conjunto!!!

Anuncios

8 comentarios en “Un poco de astenia otoñal

  1. Pero si es que no se puede ser más apañá!!!
    Y tengo que decir que no estas sola en ese estado de hibernación. A mi me está costando todo el doble! Y bueno que decir que lo de taichí me ha hecho reir porque yo una vez me apunté a yoga y salí más nerviosa de como entré! Me pasé una hora esperando que mi corazón subiera en pulsaciones! Y es que lo que no me de caña me amuerma!

    • Tu eres de las mías Patri… a lo largo de mi vida he probado yoga, pilates y taichi, y nada!! por más que me empeñe no va conmigo!!
      Por cierto, respecto del término ivernar/hibernar, he tenido que acudir a RAE para aclarar conceptos: ivernar o invernar, pasar el invierno en un lugar; hibernar: pasar el invierno en letargo! Así que rectificado!!

  2. Ayyyyy! Qué oportuno este post! Te he descubierto hace poco buscando vestiditos para hacerle a mi peque (soy totalmente principiante…) y vaya buen descubrimiento! Me encanta todo lo que coses y los trabajitos y las peazo fotos que además me llevan de vuelta al mar del norte donde he crecido!… Y hoy me has leído el pensamiento! Llevo las uñas rojas pero también el modo otoñal on. Además en este país europeo en donde vivo los niños han tenido dos semanas de “vacaciones de otoño” en octubre. Ideal pasar más tiempo juntos pero recuperar la rutina y el orden nos está costando!
    El cuello de la camiseta le saca un montón! Muy buena idea! A propósito de cuellos tengo una pregunta… Tengo muchas camisas de los niños mayores que le servirían a la peque cambiándoles el cuello (sobre todo en invierno debajo de un pichi) pero no me he atrevido a hacerlo por no cargarme las camisa… Lo sueles hacer tú? Alguna recomendación para hacerlo???
    Mil gracias y enhorabuena por el blog!

    • Hola Paloma!! Qué bien que estés por aquí, así somos más… Si es que al final no somos nada originales, a todos nos pasan las mismas cosas (lo digo por lo de la astenia). He leído que en unos días o máximo una semana el cuerpo se adapta, bien!!
      Quítale el miedo a esto de la costura, una vez que coges el truquillo puedes repetir el mismo patrón con muchos variantes y con las telas que a ti te gusten.
      Yo también adapté un par de camisas de chico, dale un vistazo a este post en el que lo explico. https://elmardelnorte.com/2014/10/05/que-tal-un-poco-de-upcycling-larga-vida-a-las-prendas-de-los-ninos/.
      Como consejo sólo te diría que depende del tipo de camisa (si es con cuello mao o cuello normal), igual te queda muy desbocado, ya sabes, demasiado abierto el cuello. En ese caso y si es para invierno, la mejor solución sería ponerle un cuello con una lazada para cerrarlo y hacerlo más abrigadito y para niñas son muy resultones. Si te animas mándame fotos! me encantará verlo!! Un beso y gracias por comentar (que se que suele dar pereza!!!)

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s