Slow life en Menorca

macaralleta


Soy consciente de que este post llega a destiempo. Cuando todos pensamos en otoño, recogimiento, mantita y rutinas. Ahora que estoy escribiendo esto te confieso que hasta yo tengo ya ganas de fresquito. Pero no siempre en la vida dos más dos suman cuatro. Y es que los residentes en Asturias y su contornada estamos de enhorabuena porque nos han puesto vuelito directo a la menor de las islas con unos precios de lanzamiento buenísimos y no podíamos dejar escapar la oportunidad, y aunque tuvo que ser sólo un fin de semana largo nos cundió de lo lindo. Si no lo conoces te lo recomiendo muy mucho, hemos vuelto absolutamente enamorados de allí, ¡como no! (y ya sabes, yo soy balear, así que las aguas turquesas no me deslumbran tantísimo como a otros, jjjjjj). Septiembre ha sido un mes estupendo para conocerlo. ¿Quieres venirte con nosotros?

Nota: Menorca es el paraíso de los senderistas. No es raro encontrarte en las playas botas en lugar de chanclas y mochilas en vez de bolsones playeros. Y es que el camí de cavalls (click para más información) que recorre toda la isla rodeándola por la costa te permitirá tener recompensas de color turquesa al final del camino.

Primer día: Check in, descubrimiento del hotel y cena.

La llegada al hotel es siempre para los niños algo especial. Sacar los amenities, embadurnarse con la crema, darse un buen baño con burbujas y por supuesto, hacer una cabaña con todo lo que se encuentran en la habitación.

No te voy a recomendar nuestro hotel. Nosotros no acertamos demasiado. Estaba ubicado en la mismísima punta de la zona Este (Punta Prima). Septiembre es también temporada alta en Menorca y en el alojamiento rural que teníamos visto como la mejor opción no tenían disponibilidad. Así que te recomendaría que buscases o bien cerca de Ciudadella, pues en esa zona es donde su ubican la mayor parte de las playas más conocidas, de arena blanca y fina, y protegidas por el viento de Tramuntana, predominante en la isla, o bien en el centro de la isla para tener todos las distancias controladas, porque aunque es pequeña en recorrerla de lado a lado se puede tardar más de una hora y con niños cuantos menos desplazamiento en coche mejor.

Segundo día: Playa de Binigaus y Binibeca.

Binigaus, menorca

Mi queridísima Patri de Mallorkids lleva ya años yendo a veranear a Menorca, así que me empapé de las recomendaciones de su post (te invito a que visites su blog  si vives en Mallorca o tienes pensado visitarla con niños) y lo adecué a mis tres días allí para ir a tiro fijo. La primera playa que fuimos a ver fue una de sus favoritas: Binigaus, situada al sur. Para acceder a ella aparcamos el coche en la Playa de Santo Tomás. Allí hicimos el asentamiento inicial porque faltaba poco para la hora de comer y el Restaurante Es Brucs estaba justo detrás, un chiringuito con unas estupendas vistas.

binigaus, binibeca

Para los comodones aquí tenéis sombrillas y tumbonas. Después de comer comenzó nuestra pequeña expedición hasta el final de Binigaus, un tramo por el camí de cavalls que recorre toda la costa de la isla y el resto lo hicimos por el agua, jugando a saltar las mini-olas. Es una playa larga, de agua turquesa, cristalina, en la que disfrutamos muchísimo de nuestro primer día de playa.

Al atardecer nos acercamos a Binibeca, un pequeño pueblito de pescadores, blanco impoluto, con calles estrechas y con un pequeño embarcadero desde el que poder disfrutar de una tarde tranquila; F se quedó embobado esperando la llegada de un llaut, pues quería ver lo que habían pescado. Jugaron con los pececillos aún vivos. La rubia disfrutó canturreando a grito pelao y nosotros de un precioso ocaso.

Binibeca, menorca

Binigaus, menorca, viajes en familia

Tercer día: Cala Macarella, cala Macarelleta y Ciudadella.

Cala macarella, menorca

Es conocida por ser la playa del anuncio de Estrella Damm. Aunque dispone de un aparcamiento gratuíto municipal, este se encuentra a unos veinte minutos andando por un camino con pendiente, así que la vuelta puede hacerse un poco dura con niños. Además tiene otro posible inconveniente: un panel electrónico te informa de si hay disponibilidad, cosa bastante improbable en los meses de julio y agosto. No te preocupes. Un aparcamiento privado de pago (5 euros) te permite acercarte mucho más a la playa, a tan sólo 5 minutos andando, y por el que podrás incluso si lo necesitas llevar la sillita de los niños.

En ella encontrarás el chiringuito Sussi, que tiene un bar con un comedor bastante bien integrado en la pinada de la playa; el resto es completamente virgen, sin tumbonas, ni sombrillas. Sólo un puesto de alquiler de kayacs que recomiendo muchísimo. Fue la primera experiencia de los pollitos y disfrutamos acercándonos a las cuevas y cala Macarelleta desde el mar.

viaje, menorca, niños, cala macarella

macarella, menorca, viajes en familia

Después de comer, como siempre, tocaba ir de expedición hasta Macarelleta, más azul, más cristalina y más transparente si cabe. La rubia me pedía brazos, así que menos mal que me traje la mochila, que aunque estamos ya al límite de su peso tolerado, aún resiste!!!

cala macarella, menarca, viaje, niños

Por la noche visitamos Ciudadella. Como estábamos lejos del hotel nos tocó ir directamente desde la playa. En el Restaurante Sussi tienéis duchas de pago. Recorrimos el puerto y el casco antiguo, vimos sus comercios, sus gentes, hicimos alguna comprita.

Ciudadela, menorca

Cuarto día: Cala Mitjana, cala Mitjaneta y Mahón.

cala mitjana, viaje, niños, menorca

Playa absolutamente virgen, de aguas turquesas y rodeada de una pinada; seleccionada por la revista GEO como la mejor del país en su especial ‘Las 100 mejores playas de España’. El día que decidas visitarla recuerda llevar contigo la comida, pues allí no hay ningún bar ni chiringuito, y aunque seguro que encuentras algún vendedor ambulante que te ofrece bebida fresca, no cuentes con ello por si acaso.

Para acceder a ella hay dos opciones: o bien aparcar en cala Galdana e ir andando desde aquí por el camí de cavalls rural, o bien, aparcar un poco antes de llegar a Cala Galdana en un aparcamiento gratis previsto para Cala Mitjana e ir por un camino completamente asfaltado de 1 km aproximadamente durante unos 15-20 minutos. Nosotros nos llevamos la sillita, y los dos niños fueron subidos a ella, sobretodo a la vuelta que el camino tiene una ligera pendiente.

cala mitjana, menorca

Si te gusta el snorket -o lo que viene a ser lo mismo, ponerte las gafitas de bucear- siguiendo los recovecos de las rocas encontrarás unas cuevas impresionantes, y un buen salto para los amantes de la GoPro. Y los pececitos camparan a sus anchas a tu alrededor, sin temor, sin pudor.

En la expedición a Mitjaneta podrás asomarte a sus miradores protegidos con los omnipresente balcones hechos con palos de árbol, que me tienen completamente enamorada.

y Por la noche tocaba visitar Mahon, comprar algún souvenir y cenar en Santa Rita, otra de las recomendaciones de Patri de Mallorkids; creo que hacía tiempo que no cenaba con los niños taaaan tranquila!! Ellos una croquetas y a jugar en el parque que esta a tan sólo dos metros de la terraza y nosotros una cena diferente y exquisita.

mahón, menorca

Quinto día: Faro de Favaritx y check out.

Favaritx, menorca

La propuesta de plan consistente en levantarse antes del amanecer para ir a fotografíar el faro de Favaritx reconozco que no me apetecía, así que el pater familias se fue solito. El resultado, estas preciosas fotos.

Como en todos los viajes, nos quedamos con ganas de más y nos prometimos volver al calorcito mediterráneo más pronto que tarde. Nos quedaron muchas cosas por ver, pero si hubiésemos querido llegar a todo dejaría de ser el viaje slow que pretendíamos. Menorca, espéranos que volveremos antes de que te des cuenta!!!

Anuncios

11 comentarios en “Slow life en Menorca

  1. Aunque te sigo y te leo siempre, no te habia comentado nunca, Menorca me encanta, Binibeca me parece como el pueblo de los cuentos, me impresionó su blancura y sus calles, los faros son dignos de ver, sus playas, calas y cuevas…mucho que visitar y disfrutar..asi que yo tambien me escaparé..besin

    • Pues ya sabes Marisa, sin pereza para comentar!! jajaja La verdad es que es una suerte estar bien conectados con las islas, la pena es que sólo sea en periodo estival, que es cuando mejor estamos aquí en el Norte. Habrá que repetir en primavera, esos primeros baños, esos primeros rayos de sol, Mmmmm!!! Un beso!

  2. Hola, que chulo! Creo que me lo apunto para cuando llegue el buen tiempo, me habían hablado muy bien de Menorca pero nunca he estado y leyendo tu post me apetece ir! Gracias

    • Siii, aunque aún había bastante gente, no te creas, yo pensé que estaría mucho más solitario!! Me quedé con muchas ganas de conocer la zona norte. Mi tía tiene allí un apartamento y dice que es muuuuuy ventoso, pero si encuentras las calitas más cerradas siempre el Norte es muy especial (al menos en Ibiza pasa eso). Besoooo largo Patri!!

      • Es cierto que el Norte está más desprotegido, pero para mi gusto es mucho más bonito.
        Siempre que nosotros hemos ido hemos podigo gozar de días de playa norte porque el viento venía de sur, y yo encantada claro!!

  3. Qué bueno,, MENORCA 👌🏻, jaja , pues si como describes, te falta la zona norte, Fornells , Pregonda, o Cala Pilar , es una maravilla, o la puesta de sol en la Cova den Xoroi es algo que no hay que perderse,,, y para la estancia sin duda mejor hotel es rurales pero hay que reservar con mucho tiempo al tener todos muy poquitas habitaciones. A mí me encanta mayo y junio por clima, día largo, mucha menos gente, se disfruta mucho más la isla ,,
    Si no viviera en el mar Mediterráneo, quizás viviría en el Norte 😂😂👍🏻👍🏻👍🏻

    • Rafa, veo que poco a poco vas cayendo rendido a los pies de El Mar del Norte!!! jajajaja!!! Ya tiene mérito, con la de costuricas que hay por aquí!!! Pues normalmente en junio hacemos escapada a mi isla y alguna otra, pero este año ya tenemos los billetes y vamos en junio a Menorca a conocer todo lo que nos quedó pendiente, así que ya vas preparando listado de recomendaciones; ya me dirás donde podemos comer en zona Norte…

      • Jajaja, sii, he quedado rendido y aunque sea una master class para costuricas como dices , es divertido ,…. Jejeje , como detallas los pasos para hacer por ejemplo el kimono que has expuesto hoy ,, etc etc ,,, interesante ,,
        Jajaj pues si te prepararé recomendaciones de lugares del norte , para comer, en la zona norte no es que haya mucho , en todo caso en fornells, o cerca de Mahon en es Grau, o en la zona de interior en es Mercadal, realmente la zona sur tiene mucho más para elegir ,
        Te pasare detalles ,,, y ya queda menos para las vacaciones 😉😉 quizás podrás aquí estrenar el bolso tamaño mini 😂😂😉

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s