Archivos Mensuales: octubre 2015

Un poco de astenia otoñal

cuellito, blusa, niña

El año pasado me apunté a Taichí. Había oído hablar de sus bondades y quise darme una oportunidad aún sabiendo que no soy yo muy de esas disciplinas, pues más que relajarme me paso toda la clase mirando el reloj. Duré sólo un mes a pesar de que la profesora era el buen rollo personificado. Llegué a la conclusión de que para relajarme prefería dar un paseo, o charlar con una amiga por teléfono o simplemente no hacer nada. No obstante sí hubo una cosa que me gustó descubrir, y es en qué medida, como a las plantas, nos afectan el paso de las estaciones del año. Sigue leyendo

Despertando su curiosidad por la astronomía

manualidades niños, planetario

Por qué sube y baja la marea? Por qué ahora es de noche? y dónde se ha ido la luna?

Mi pequeño crece y sus preguntas cada vez son más difíciles de responder sin acudir a un poco de ayuda externa. El tema del universo, de los planetas, de las estrellas… le tiene súper intrigado!! No se si fue a raíz de la marcha de nuestra gatita Pepa -que se fue a las estrellas a jugar-, o con ocasión de una linterna que proyectaba las constelaciones en el techo y que le regalaron hace ya dos cumpleaños. Lo cierto es que cada vez quiere saber más y más, así que hace tiempo compré un cuento con formato de cómic para así aprender unos y refrescar otros sobre este tema. Y el otro día, se me ocurrió para poder ilustrarlo mejor hacer un planetario báscio, pero con el que pasamos una tarde estupenda. Sigue leyendo

Slow life en Menorca

macaralleta Sigue leyendo

Un poco más autónomos (DIY chaqueta de punto para niña)

chaqueta punto bobo niña medidas

¿Crees que tus hijos son suficientemente autónomos? ¿te gusta hacer las cosas por ellos para que no lo hagan mal? ¿o les animas a que sean independientes? Es este un tema que me ronda en la cabeza desde hace un tiempo. Hace no mucho estaba en el vestuario preparando a F. para ir a su clase de natación -entonces tenía cuatro años- y perpleja observé como una madre vestía a su hijo que creo que tendría unos 8 años; también allí ví como una madre de dos niños que se llevaban muy poco, invitaba al más pequeño, que no tendría más de tres, a que se vistiera él solito y lo hacía estupendamente. Sigue leyendo