¿Te gusta ir al parque? (DIY camisola oriental)

patrón, molde, camisola, blusón

Me refiero a sentarte en un banquillo plácidamente, oyendo el canto de los pájaros, observar a tu chiquitín interactuar o estar un ratito columpiándole mientras relajas la mente, y dejas al sol rozar tu piel y al aire soplar en tus mejillas. Visto así al parque sólo le falta una birrita para ser el paraíso, ¿verdad? Pero, que hay detrás de este aparente edén?

Lo cierto es que ellos disfrutan y por qué no decirlo, nos da un ratito de paz mental en la que con un poco de suerte, podemos hacer esa llamada que en otra circunstancia sería imposible. Pero, ¿qué pasa si tu hijo y otro nene quieren el mismo palito que se han encontrado? ¿O de repente tu pequeñín le coge prestado un coche al otro y éste se pone a berrear? ¿O una niña decide que quiere subirse a un columpio porque considera que tu hijo ya lleva mucho rato? aquí la cosa se complica. Todas estas situaciones y cientos de miles más me las he encontrado en el parque, y bueno, en los lugares frecuentados por niños, ¿y qué hacemos los padres ante estas situaciones?

Pues los hay de todas las clases, como en todas las casas. Hay quienes invitan a su hijo a compartir sus juguetes y los hay quienes se lo imponen sin rubor y con arrebatamiento de juguete incluido; luego hay quienes interactúan con sus vástagos hasta extremos insospechados, tanto que  hasta el propio niño les huye; también hay padres que no les dejan hacer absolutamente nada y los que creen que su hijo se va a partir la crisma a cada paso que da; por otro lado hay a quienes no les basta con reprimir a su hijo, también aprovechan para reprimir al tuyo porque en un despiste le quitó el columpio; y aquellos que se pasan tooooodo el rato advirtiendo a tu hijo que tenga cuidado porque el otro nene es más pequeñito, en vez de ir ellos con cuidado precisamente por esa circunstancia… Es espeluznante observarnos a los adultos en el parque y comprobar que en la mayoría de situaciones, ni el niño se cae todo el rato, ni pasa nada si en vez de subir por la escalera sube por el tobogán ¿quién narices puso esa regla?, y que incluso en un conflicto por conseguir el mismo palito, los niños suelen resolverlo ellos sólos sin llegar la cosa a más. ¿Por que ese afán por intervenir?

En fin, que yo si puedo evito ir a  parques muy concurridos, soy más de ir a las roquitas o a la playa incluso en pleno invierno, o a la ribera de un río… Pero vamos, que unas cuantas horas de parque llevo a mis espaldas, y las que me quedan!!

Y hoy vamos a darle una vuelta de tuerca a los kimonos que llevan ya de moda más de una temporada y que todavía siguen coleando. Se trata de un blusón; creo que es mucho más práctico y más fresquito, porque así te evitas tener que llevar una camiseta debajo. Así que hoy nos toca coser para nosotras!!! Bieeeeen!!!

La inspiración fue un blusón de Hakei y que descubrí a través de la bloguera de moda Bárbara Crespo. Al principio pensé que estaba hecho de una sola pieza, tipo poncho, pero gracias a la foto de la derecha me di cuenta que llevaba mangas, así que me puse a “inventar” el patrón.

Blusón, Hakei

Camisona pájaros Hakei colección verano 2015. A la derecha, la bloguera Bárbara Crespo (@barbaracrespo) en una entrada del pasado mes de mayo.

Y a continuación el blusón Mar del Norte. La tela la tenía ya desde el año pasado (antes de que Hakei sacara esta prenda al mercado, jejeje); me gustó ese toque oriental. Es un algodón muy finito, con  muchísima caída y muy suave.  Así que, ¿quien se anima? Empezamos!

molde, patrón, blusón, camisola, oriental, kimono


Material

Tela: 1,70 cm de 1,50 cm de ancho.

4 metros de tira bordada

Hilo, aguas, alfileres, etc

Tomando medidas. En esta ocasión no vamos a ir siguiendo un patrón, sino que tomaremos las medidas sobre nuestro cuerpo. Recuerda lavar la prenda antes de empezar la labor y dejar un margen para los dobleces.

Las medidas que se toman ahora son aproximadas; luego probaremos la prenda y veremos si hay que reducir. Para empezar yo me he tomado las siguientes medidas:

– El largo de la camisola: es decir del cuello hasta la cadera, porque no quiero que sea muy largo. 65 centímetros.

– Mangas: se tomarán dos medidas: el largo, que en mi caso lo quiero por debajo del codo (unos 50 cm medido desde el cuello, porque será con manga raglán) y de ancho (yo quiero una manga anchota, 60 cm para que produzca ese efecto kimono).

Cortamos: Podemos coger como modelo una camiseta que tengamos y que  nos guste de largo. El corte de las piezas delantera y  trasera se hará al biés, les da a las prendas un toque evasé o acampanado que me encanta, y sin necesidad de hacer frunces, que quizá son un tanto más infantiles. Además se amoldan muy bien al cuerpo.

bluson, kimono 1

Para entender que es cortar la tela al biés mira este enlace. Se trata de colocar el patrón o la prenda que vamos a tomar como modelo en una esquina de la tela cortada, en sentido diagonal. Evidentemente, con esta forma de cortar se utiliza mucha más tela, pero como ya te he dicho queda con un corte muy especial.

Una vez cortadas las piezas con estas medidas aproximadas, he unido las piezas con alfileres y me lo he probado.

He comprobado que me sobrá muchísimo en el cuello, porque hay que menguar mucho más el raglán, así que he desunido las piezas y he ido cortando, probando, cortando… y voilá, este ha sido el resultado. Aquí os dejo las medidas por si os pueden seguir de guía (para talla 38 y un contorno de pecho de 88 cm).

kimono

Se trata de dos piezas que hay  que cortar dos veces. Y ya está, esto es todo!

Nota: para cortar la parte curva inferior -con forma de abanico- de las piezas delantera y  trasera se hace como si fuera un compás, es decir, se toma un punto central y con una cinta métrica o un cordón se va recortando a una misma distancia desde ese punto.

También hay que cortar una tira de biés de 75 cm de largo (o la longitud del contorno del cuello del blusón) por 4 cm de ancho para hacer el cuello de la camisola.

Unión de piezas: Unimos las cuatro piezas desde el cuello hasta debajo del brazo (es decir, que se unen por el raglán) con un pespunte, encarando derechos contra derechos.

kimono, bluson 2

Nota: observarás en la foto que la pieza de la espalda está hecha de dos piezas, la superior la corté normal y la inferior al biés. No lo recomiendo, además de innecesario, la unión de ambas piezas es complicado que quede bien. Yo ya no pude rectificar porque no me quedaba tela sobrante.

Recuerda ahora dedicar un buen rato para recortar sobrantes y pasar zigzag si fuere preciso.

Y ahora con la prenda del revés, la doblaremos por la mitad y pasaremos un pespunte por debajo de la manga y hasta el lateral de la cadera.

blusón, kimono 3

Nos probaremos para rectificar si fuera necesario, el largo de manga y del blusón, y también para recortar un poco el escote, aunque eso ya dependerá de los gustos.

Escote: Al escote le dedicaremos un apartado porque cuando se cose con la tela dispuesta al biés la cosa se complica un poco. El biés se colocará del revés con la prenda del derecho (es decir, encarando derechos) y pasaremos un pespunte. Previamente debemos haber descosido uno de los lados de las mangas para esconder allí el biés. Luego colocamos la prenda del revés y metemos hacia adentro la tela del biés escondiendo la terminación de la tela (vuelta y vuelta). Además es importante tener en cuenta que:

– Cuando cosemos con la máquina no hay que tirar de la tela, sino que hay que dejarla que avance si forzar. La tela que se coloca al biés tiene mucha elasticidad y si se tira, quedaría raro y el cuello desbocado y todavía más si la tela sobre la que se está colocando a su vez también está al biés (os lo digo por experiencia, porque a mi me pasó!! e jejejej, así que tuve que deshacer y vuelta a empezar). He leído que hay quien recomienda incluso utilizar un hilo de silicona, cuando se coloca una pieza al biés y otra normal, a fin de no quitarle elasticidad.

– Aún habiendo hecho lo anterior, para el biés del cuello le he dado la primera vuelta y, luego otra vuelta más, pues seguía quedando un poco desbocado. Y así ha quedado perfecto. Observa.

camisola, kimono

Bajo y mangas: Para el doblez de las mangas, primero lo he hilvanado y luego he colocado con alfileres la tira bordada, y así con un solo pespunte lo he hecho todo.

cosiendo

Sin embargo para el bajo primero le he hecho un pespunte muy pequeñito con la máquina, y luego a mano he cosido la tira bordada. Lo he hecho así porque observarás que hacer el doblez cuando la tela está cortada al biés no es nada fácil, tienes que tener especial cuidado en no tirar de la tela. Te quedará un aspecto como arrugado (observa la foto de abajo).

blusón, kimono

Sin embargo, luego una vez planchado y con la puntilla por encima ni se aprecia.

_MG_8381

Si optais por coser a mano la puntilla del bajo, como el hilo es de color negro, tendrás que ir con cuidado de que la puntada sólo coja una de las telas del doblez, y así por el revés de la prenda no se verá la puntada. Además para que quede más pulido, intenta que la tira bordada tape el pespunte que le habías dado. Así te quedará perfecto.

_MG_8328

Y bueno, esto ha sido todo. Esta maravillosa tarde que veis en las fotos terminó con una cena en la playa, bien abrigaditos y disfrutando del anochecer (podéis ver la blue hour que nos regaló el día en esta foto de Instagram aquí). Os recomiendo que lo hagáis, ese cambio de rutinas, incluso entre semana y que en principio dan tanta pereza, luego se agradecen muchísimo. Deboraron la crema de zanahorías como si fuera pizza, y mi rubia durmió esa noche del tirón y os aseguro que eso no es nada, pero que nada habitual!!

Os ha gustado? Alguna sugerencia? Os apetecería que cosiera algo en especial? Soy toda oídos…

Anuncios

14 comentarios en “¿Te gusta ir al parque? (DIY camisola oriental)

    • Es que es muy fácil!!! Lo único que quizá es un poco más pesadito es el biés del cuello, pero nada insuperable 😅!!! Anímate! Además favorece mucho y según la tela elegida y con un taconazo, es un look muy de saturday nigth!! 💃🏽💃🏽

  1. qué bonito el estampado del kimono!!!
    aquî es un poco al revés porque los parques estàn vacîos, asî que no tengo mucha experiencia, eso sî, me encanta columpiarme cuando vamos…
    qué bonitas tus fotos en instagram!

    • Vacíos???? Madre mía, pues debéis tener unas ganas de encontraros con niños con los que pelear por un palito!! 😂😂 A mi también me encanta columpiarme, pero tengo que reprimirme… Jejeje un beso Mirari!

  2. I have just discovered your blog and it’s gorgeous !!! Sorry I don’t speak Spanish.
    Thanks for the tutorial, I would like to give a try to sew a lovely poncho too. Yours is absolutely beautiful !

    • So, we had a problem because my english is terrible!! hahahah. Thank you for your kindly words. I hope my photo-tutorial will be enough to do your project. Congratulations for your inspiring blog!!

  3. Madre mía qué artistaza estás hecha!!

    Intentaré un día de estos ir al parque y sentarme a leer mientras el sol (¿qué sol en Alemania?) roza mi piel. Jajaja…

    De veras que flipo con tu arte del blusón.

    Un abrazo desde Deutschland*

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s