Las vías verdes, una solución para evitar trastornos varios

vias verdes

¿Has oído hablar del “Trastorno por déficit de naturaleza”? No suena nada bien, verdad! Hace unos días cayó en mis manos un artículo que hablaba de ello. Al parecer fue Chichard Louv, escritor y periodista, quien lo nombró por primera vez en su libro “Last Child in the Woods”, poniendo de manifiesto los graves problemas que pueden ocasionar a los niños si se les priva del contacto con la naturaleza, tales como falta de autonomía, creatividad, capacidad para concentrarse, calmar los ánimos e incluso problemas sobre la salud; escalofriante, ¿verdad?


Dicen los expertos que los niños que padecen este trastorno cuando entran en contacto con la naturaleza, no saben ni qué hacer, a qué jugar, se aburren. La vida lenta que la naturaleza proporciona les genera ansiedad… Uf!!! Los que tenemos niños pequeños aún estamos a tiempo!

 

 

IMG_8194

Nuestra obsesión por tener niños perfectos, que sepan un inglés bilingüe, que lean a una edad temprana, que toquen un instrumento, estimularles ya desde bebés con talleres especiales para ellos… hace que nos desviemos del camino; todos hemos oído hablar de lo importante que es que los niños se ensucien, que descubran por si solos … pero en lo que no reparamos es que para todo ello no hace falta ni comprar nada ni apuntarles a ningún taller, todo está en la naturaleza.

Ya sabéis que aquí reflexiono en voz alta, me documento mínimamente, pero el que esté interesado en profundizar sobre este trastorno que al parecer está siendo objeto de estudios y de conferencias, no tiene más que ponerlo en el buscador de google.

IMG_8162

Tenemos que tener en cuenta que probablemente los de la generación de la EGB no hayamos sufrido sus síntomas, no al menos cuando éramos niños. Las tecnologías no han formado parte de nuestra infancia, ni  la programación televisiva a tiempo completo, ni los juguetes supersónicos ¿pero que me decís de las generaciones posteriores?

Me encantó leer el otro día en relación a este tema sobre la importancia del juego desestructurado y autónomo en niños y esto precisamente lo proporciona la naturaleza, donde hay libertad absoluta. Un palo, un tronco, piedras, el barro, los bichos… no tienen instrucciones de uso.

IMG_8151

Me agota -pero tengo que hacerlo por puro civismo- estar constantemente diciéndole a los niños que no toquen las cosas del supermercado (como por ejemplo, que no metan el dedo en los ojos del pescado), que no griten, que no pisen la hierva de los jardines del parque  -cosa que no logran entender-, que no trepen a las palmeras del parque porque hay un cartel que así lo dice…  cuando estamos en pura naturaleza todas las prohibiciones desaparecen, pueden trepar, pueden correr, tocar bichos, pueden dar porrazos con un palo a las rocas, pueden gritar, pueden meter un palo en el barro y hacer dibujos con él en las piedras … y es un descanso para los mayores y para ellos. Así que venga, ahora que la naturaleza está en plena efervescencia, vamos todos al campo!!!

IMG_8175

Si eres de los míos, de los que cada cierto tiempo y por pura supervivencia, la cabra que llevas dentro tira al monte, seguro que habrás oído hablar de las vías verdes. Más de 2.100 kilómetros de infraestructuras ferroviarias en desuso que han sido reconvertidas en itinerarios cicloturistas y senderistas. Puedes dar un vistazo a la web de vías verdes para hacerte una idea de lo que te vas a encontrar, y también para prever un plan de rescate cuando las fuerzas se agoten.

La ruta de la vía verde de San Tirso de Abres hasta A Pontenova (Lugo) y que te enseñamos en las fotos de este post, atraviesa hasta seis túneles y un viaducto, así que la emoción de que los niños nos iluminen con sus linternas no tiene desperdicio. Además, todo el recorrido se realiza al lado del río Eo; vimos unas mini cascadas, mariposas, atravesamos un puente, divisamos varias construcciones abandonadas, en definitiva, un disfrute para nosotros y para ellos.

IMG_8215

Pero este no fue el mejor día para la rubia; estaba cansada y ¡craso error!, se me olvidó coger la mochila!! Así que después de comer y jugar un rato, descubrimos que uno de los puentes pasaba por debajo de la carretera nacional, y que un pequeño camino forestal asfaltado que se bifurcaba en el camino  conducía hasta la nacional, así que el voluntarioso pater familias deshizo el camino para ir a por el coche y recogernos a fin de garantizar una siesta placentera desde el minuto uno del rescate. Otro día continuaremos donde lo dejamos.

Una vez más la familia mar del Norte ha disfrutado de un paseo en el campo, sin prisas, acompañados del canto de los pájaros y del sonido del agua del río, vamos, ¡una delicia!. ¿Alguien más se apunta a este plan para el fin de semana?

IMG_8229

Anuncios

6 comentarios en “Las vías verdes, una solución para evitar trastornos varios

    • Jjajaaja!! Gracias Marta!! La verdad es que cuando vives lejos de lo que ha sido siempre tu lugar de residencia lo ves todo con otros ojos, y bueno, los niños también lo cambian todo!!! Besos!!

  1. en bélgica tb hay vîas verdes, antes tenîamos una justo al lado de casa pero la aprovechàbamos justamente para andar en bici (estàn asfaltadas a pesar de haber verde alrededor). desde luego ese camino es precioso, has hecho unas fotos increîbles, esos chutes de agua son maravillosos…
    ya habîa leîdo sobre el deficit de naturaleza, parece verdaderamente fuerte que los ninyos no puedan pisar hierba del parque!!!!! no estàn para eso? eso sî, me ha hecho gracia lo de los ojos en el pescado! aquî a penas hay pescaderîas asî que no tenemos ese riesgo pero wen creo que se siente perdida en civilizaciôn màs bien, porque se porta bastante bien en el super y la ûnica travesura que nos hizo fue meter 2 paquetes de laurel (que nucna uso) en el cesto de la compra. ahî siguen esperando a ser usados…
    feliz fin de semana!

    • Qué no sabes en qué usar el laurel??? En las lentejas, para hacer unos mejillones!! jajajaj! Qué suerte tiene tu hija Mirari, para civilizarse ya tendrá tiempo… y lo de la hierva del parque es verídico!! Ayer sin ir más lejos estaban mis hijos con unos amigos subidos a un árbol del parque, se acercó una madre y le dijo a su hijo: “bájate del árbol! ¿Acaso eres un mono?” me quedé estupefacta… Un beso guapa!!

  2. Pues no había oido yo hablar de este trastorno, pero me parece muy actual.

    Yo doy gracias que a los 2 años de Alex supimos reaccionar, porque estaba TAN obsesionado con el móvil de su padre (yo antes no tenía contrato de datos), que no había manera que cogiera palos ni piedras en las excursiones. Solo lloraba por el móvil. Fueron dos salidas así, a la tercera comprendió que la naturaleza ofrece mucho más que el móvil.

    Me ha encantado el post de hoy, aquí hay una via verde, aunque aún no la hemos disfrutado.. tendré que conocerla para apoyar tu post!

    • Nosotros también sufrimos esa “adicción”. En nuestro caso fue a los dibujos animados -hablé de ello en un post anterior-. Les vamos metiendo en ello para parchear algunos momentos en los que necesitamos que estén tranquilos y luego va en nuestra contra, ¿verdad? Pobres, tan pequeños y con esos sentimientos! Mucho verde, mucho verde! Es bueno para ellos y para nosotros, lo notamos muchísimo!! Besos!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s