Con Liberty estrenamos mes: DIY blusa de niña.

patron blusa niña

Se dice que uno no es de donde nace, sino de donde pace… Siempre me ha dado mucha envidia la gente con sentimiento patriótico. Allá por donde van enarbolan su cultura, su tierra, sus costumbres, y lo hacen con tal entusiasmo que da igual lo rica que sea porque ellos la convierten en la más especial. Yo nunca desarrollé demasiado este sentimiento. Soy hija de un mestizaje isleño-peninsular, así que en casa se hablaba principalmente castellano, sólo las visitas de los abuelos convertían nuestras conversaciones en bilingües hispano-catalanas. Tampoco en nuestra cocina era habitual comer sofrit pagés o guissat de peix, aunque sí de vez en cuando greixonera, ensalada payesa u orelletes. Tampoco nadie de mi familia ha tenido ningún traje regional, ni ha bailado baile payés, ni tampoco se nos ha pasado por la cabeza aprender.

Después de la friolera de veinteaños viviendo en la capital de la Tierra de las naranjas, de la luz y del amor, y de tener un marido y dos hijos de allí, lo único que se me ha pegado de la idiosincrasia valenciana han sido las mechas (bastante controladas, eso sí) y el “cariñet“, eso sí, no a todo el mundo como hacen los valencianos, sino a mis hijos y a sus amiguitos.

Cuando viví en Cataluña descubrí que entendía sus ironías -y ellos las mías, tantas veces incomprendidas- y su carácter aparentemente serio e impermeable, que no lo es en absoluto y aprendí que si algo une a todas las regiones es el cambio de vida que un hijo provoca. Acudía semanalmente a un taller de madres e hijos, en el que mientras nuestros hijos jugaban en una alfombra, nosotras conversábamos sobre la crianza y la maternidad (y bueno, lo que surgiera). Nos desahogábamos esos días que llegábamos sin dormir y descubríamos que no éramos las únicas. Y allí aprendí que los problemas que nos acontecen también traspasan fronteras, cuando una madre árabe de nada más y nada menos que cuatro hijos nos contaba preocupada cómo su suegra se entrometía en la educación de sus hijos.

Hace no mucho estuve con una amiga expatriada a Alemania con su marido, que recientemente ha sido madre. No la había visto desde entonces. Me contó que allí es relativamente sencillo conocer a grupos de madres con los que conversar de los hijos, pero que a ella le aburría porque lo que necesitaba era no hablar de ello; Sin embargo nos pasamos las cinco horas que duró nuestro encuentro hablando sobre el tema. Quizá simplemente necesitaba comprobar que las madres alemanas no difieren tanto de las españolas.

Y de pronto llegó Galicia a nuestra vida, donde pace la familia Mar del Norte plácidamente, donde en los fogones se mezclan las paellas de pollo y conejo, el arroz al horno y el caldo gallego con fabes y el arroz con leche; donde el canturreo al hablar de mis hijos y sus frases terminadas en “o” me recuerdan que aquí pacen prácticamente desde que nacieron, y que aunque reconocen que les gusta el sol, no se enfadan cuando llueve porque están acostumbrados. Así que sí, somos de donde pacemos… aunque de vez en cuando haya que volver a nuestras raíces a recordar dónde nacimos y por qué somos como somos.

Y con esta reflexión en voz alta os dejo, para que os pongáis manos a la obra con una blusita muy primaveral.

La tela la tenía en el armario antes incluso de nacer N, una maravillosa batista de Liberty que compré en unos famosos almacenes y que no me costó nada barata. Además, es una tela muy fina, fresquita y delicada,  ideal para climas calurosos pero no para el Norte, donde hay telas como el lino, que también he descartado. Ese es el motivo por el que he tardado tanto en decidirme a hacer algo con ella.

Liberty 4

La idea es hacer un dos por uno!!! Es decir, que cuando llegue el verano le quitaré las mangas y le pondré un biés en su lugar. De momento la disfrutaremos en primavera con un jersey debajo. Mirad que ideal quedaría sin mangas!!.

patron blusa niña

Que levante la mano quien se apunta a hacerla!!


Material: 70 cm de tela de 1,40 de ancho, 5 botones, goma finita para los puños y el material básico (hilo, tijeras, etc)

Corte y patrón: En esta ocasión he utilizado como base este patrón que lo podéis descargar gratuitamente en internet. Se trata de la página web Oh Mother mine de la que ya os hablé, que la verdad es que lo explica todo muy bien con unos vídeos estupendos, básicos y sencillos. Pero yo quería dar un paso más y poner volantitos por allí y por allá, así que aquí os cuento cómo he ido adaptando el patrón. Aprovecho también para advertir que este patrón a nosotros nos quedaba un poco corto de mangas y de largo, y sin embargo queda bastante ancho de cuerpo y de hombros. Cada uno tenemos un cuerpo!!

Si queréis seguir el patrón más que sencillo de otra blusita que hice tomando como base una camiseta de N. lo tenéis aquí!! (para principiantes).

Adaptación de patrón:

1- Le he dado más de largo. Aunque N tiene sólo dos años está muy alta para su edad y las blusitas me gustan larguitas, tipo blusón.

2- Le he hecho un corte a la altura del pecho, un poco más arriba de la sisa. Mi idea era ponerle allí un volante.

patrón blusa niña

3- He forrado el canesú de la blusita (aunque esto es opcional) por dos motivos: para no ponerle biés al cuello, y porque la tela es muy finita y así le doy un poco de protección extra a la parte del pecho. Para ello, después de hacerle las jaretas que recomienda el patrón, he cortado otro trozo de tela exactamente igual que el del pecho.

He unido estas dos piezas derecho contra derecho con un pespunte. Le damos la vuelta  y  planchamos.

patrón blusa niña

4-  He añadido un volante para colocarlo en el pecho. Para hacerlo cortaremos un rectángulo de 5 cm por 45 cm, pasaremos un pespunte por uno de los lados muy, muy pequeñito, y por el otro haremos el frunce con la máquina o a mano. Este volante lo uniremos al canesú (no al forro), y también a la parte inferior delantera de la blusa (previamente, le haremos un pequeño frunce en la parte central muy pequeño). Y ojo, es importante que no cojáis la tela que hará de forro del canesú porque con ella luego taparemos ese pespunte.

Patrón blusa niña

5- Para el cuello de la espalda he hecho dos bieses curvados. He cortado dos trocitos de tela de unos 4 centímetros de ancho, y del largo de los dos lados del cuello pero un poco curvados, cogiendo como patrón la curva que ya tiene el cuello; con ellos haremos un biés pero que no se verá desde fuera. Uniremos uno de los lados de la espalda con una de estas piezas, derecho contra derecho y haremos un pespunte. Haremos unos piquetes (para que la curva del cuello no tire) y le daremos la vuelta, haciendo un dobladillo cosido con punto escondido.

patron blusa niña

Ahora unimos la parte delantera con las dos partes traseras de la blusa por los hombros.

IMG_7774

6- He añadido un volante a las sisas: las sisas miden 26 cm así que el trozo de tela para hacer el volante será de unos 50 cm. Haremos lo mismo que anteriormente, es decir, en un lado un pespunte muy, muy pequeñito, y al otro lado un frunce.

Y las unimos a la blusa por la manga con unos alfileres y un hilván, para luego unir la manga y hacer un pespunte con las tres piezas juntas.

DIY blusa niña

Ahora toca unir las mangas a la camisa. Si seguís el patrón de Oh mother mine, está muy claro. Primero se hace un frunce en la parte superior de las mangas, y luego se marca lo que será la mitad, y esa mitad se hará coincidir con el pespunte de los hombros. La peculiaridad aquí es que esta manga se unirá a la blusa donde estará hilvanado el volante, y en este pespunte incluiremos también el forrito de la parte del pecho de la blusa.

Ahora es un buen momento para recortar sobrantes, hacer zigzag para que la tela no se desilache y coser la parte delantera del forro a la blusita a mano, de forma que la unión del canesú y del faldón de la blusa quede escondido debajo.

Y ahora coseremos las mangas pero por la parte de abajo, pasando un pespunte con la prenda del revés desde la muñeca hasta la cadera, recordar tomar como primer punto de unión de ambas telas justo debajo del brazo. En el video de Oh Mother mine está igual, aquí no he incorporado ninguna variación.

Y ya para acabar, se da una pequeña puntada al bíes del cuello, para que quede pegadito, se cose el bajo los puños y se introduce la gomita, se cose el bajo, y se hacen los dobleces de la espalda donde pondremos los botones y los ojales. En esto como no he incorporado ninguna variación os remito a la web del patrón.

 Me vais a disculpar, las fotos del paso a paso se ven un poco mal porque  hago las fotos de noche, y además  la tela estampada impide ver bien, pero confío que con el patrón de Oh Mother Mine y las indicaciones os podáis “apañar”!!! Y sino, cualquier duda, os la aclaro por aquí, a través del correo electrónico, o por messenger de Facebook (no es la primera vez que alguien me consulta por allí). Hasta otra!!!!

DIY blusa niña

Anuncios

8 comentarios en “Con Liberty estrenamos mes: DIY blusa de niña.

  1. Me encantan este tipo de blusitas, para mi son un básico muy socorrido en verano y en tiempo mas frío con un jersey o chaqueta gorditas tambien las usamos. Con un patrón basico de vestido también puedes sacar patrón y modificarlo, que es lo que hago yo.
    Respecto al tema nacer/pacer…..yo llevo 8 años afincada en un pueblito de cantabria y que quieres que te diga, la cabra tira al monte! A mi me sigue tirando mi tierra, soy de un pueblito de Bizkaia, y qizá sea por eso que comentas de que siempre he vivido mucho la cultura de mi tierra en casa, el idioma….aunque me conformo porque en 40 minutos estoy en mi casa y cargo pilas. 😉 . Quiza algun dia cambie la cosa, de momento….jjj.
    Besos!!

    • Hola Vanessa!! Si, es cierto, la tierra es la tierra!! pero… ¿qué pasaría si ya no viviera ni amigos ni familia en tu pueblo de Bizkaia? ¿Tendrías el mismo sentimiento? Imagino que un poco mermado pero seguiríamos teniendo ese algo que nos arrastrara hacia allá.. no es mi caso, yo también tengo familia en la Isla, pero no lo tengo tan fácil como tú para desplazarme! Ese cambio de aires de fin de semana es tan necesario… Un beso y gracias por comentar!!

    • Ya era hora de que te asomaras bonita!!! Ha sido oír la palabra “Liberty” y como no podía ser de otra manera apareciste! Reconozco que cuando ya había publicado he pensado que hubiera sido interesante contar un poco de historia de estas telas, de esta tienda y de su fundador, pero mi mente llegó tarde!! Qué suerte tener ese sentimiento “Alicante hasta la muerte”!!!

  2. He estado viendo las fotos de la blusa y me encanta. Tiene unos colores deliciosos. ¡Lástima que yo no sepa coser! Lo mío es el punto y estoy haciendo el cuerpecito color malva del mono para un vestidito para mi ahijada. Tengo en mente liar a mi madre para que me haga la parte costuril. Ja, ja, ja.
    En cuanto al tema del nacer / pacer… ¿Qué te puedo decir? Yo viví varios años en Alicante, ciudad que me encanta, pero siempre me tiró mi tierra y en cuanto pude, me volví a Asturias. Ahora ni me planteo vivir en otro sitio, aunque he tenido oportunidades. Sin ánimo de ofender a nadie, este es el sitio donde quiero vivir y donde quiero que se críen mis hijos, Reconozco que los asturianos somos muy de “patria chica”. Je, je,je.

    • Hola Tere!!! Pues el cuerpecito malva se hace en un plis, porque es muy pequeñito y la parte de costura, observa a tu madre cuando lo haga y verás que es más que sencillo… Cuando lo acabes me mandas por mail una foto con el modelito puesto, vale?
      La tierra tira, tira mucho… puedes vivir muy a gusto en un lugar donde el clima y los amigos te acompañan, pero al final acaba tirando. Además he comprobado que a los gallegos y asturianos les encanta su tierra, y no es de extrañar, lo que tenéis aquí es único, pero no me vas a negar que ese “caloret” alicantino no es muy placentero…

      • Ja, ja, ja. “El caloret”. Aún lo disfruto, no creas: voy todos los veranos.
        En cuanto a la foto, te la mandaré pero no sé cuando. A pesar de que es poca labor, estos meses dispongo de muy poco tiempo. El punto es para mis pocos ratos sueltos.

      • Qué gracia! Yo en verano no me muevo de aquí, del Norte, bien fresquitos. Pero en primavera sí que necesito el calorcito en la piel… Estoy pensando hacer una entrada con todas vuestras labores en las que Mar del Norte os haya inspirado… ya tengo algo de material!! Por eso te pedí foto! Hasta otra!!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s