Un fin de semana en Madrid con niños

Madrid 2015

En Madrid hay semáforos y pajaritos dentro de ellos, todas las cafeterías tienen juguetes, podemos ir en cochecito aunque las piernas nos arrastren por el suelo, dormimos todos juntos, hay castillos con luces que cambian de color, vimos a una señora durmiendo dentro de una caravana que estaba dentro de un palacio todo, todo de cristal, hicimos pompas de jabón enormes, y cabañas con cojines en la habitación del hotel.

Si le dijera a F. que narrara su viaje a Madrid probablemente esto sería lo que contara. Si me preguntáis a mí os diré que de relaxing no ha tenido nada de nada!! Esto de sacarnos del pueblo nos ha generado un poco de estrés, pero bueno, de eso se trataba… de pisar un poco de asfalto!!

Cuando decidimos hacer una pequeña escapada a la capital me puse manos a la obra para organizarlo todo. Quería visitar algunos de los sitios que las mamás blogueras más influyentes recomendaban con fervor. Cafeterías, restaurantes, obras de teatro, conciertos… todo especialmente diseñado para poder disfrutar con los niños de actividades lúdicas. Así que tracé una ruta de tres días en la que los protagonistas fueran ellos pero donde los adultos también pudiéramos pasarlo bien.

No son pocos los que han descubierto que los niños también pueden ser un gran negocio. Un simple rinconcito con juguetes y una alfombra hacen que te puedas tomar un zumo plácidamente y mantener un rato de conversación cuando no tienes con quien dejar a tus hijos. Pero ojo, porque también he descubierto sitios que son simplemente un lugar en el que poder disfrutar de actividades “de mayores” donde los niños son bienvenidos, así que a lo mejor no captan toda la atención de los más pequeños como se espera.

Día 1:
Nuestra ruta empezó el viernes en el espacio de moda, decoración y antigüedades Federica&co en la calle Hermosilla. Sabía que si no reservaba un ratito para darme el placer de mirar tienditas al final no lo tendría. Me gusta pasearme y buscar inspiración para futuros proyectos. Al final sólo le compré una chaqueta a la rubia de súper rebajas, pero me gustó mirar por mirar.

Federica&co

La comida con mayúsculas la hicimos en el Kabuki del Hotel Wellington. Hace cinco años quisimos venir sin reservar y fue imposible, así que esta vez lo hicimos con tiempo. En la cocina Kabuki se elaboran platos con fusión de cocina asiática con la mediterránea y fue premiado con una estrella Michelín en el 2009. Si queréis ver como nos apañamos con los niños en este tipo de restuarantes, una imagen vale más que mil palabras. Mientras en la mesa de al lado tres ejecutivos resolvían la crisis mundial. Para comer les pedimos -a los niños, no a los ejecutivos- brocheta de pollo con arroz, así que todos contentos.

Kabuki

La tarde la reservamos para pasear por el Retiro y visitar el palacio de cristal, el lago, sus columpios, y siestecita incluída, así que mientras unos disfrutaban de los columpios, otras nos resguardamos en la biblioteca del Retiro hasta que la bella durmiente despertó. Entónces, nos fuimos a merendar a la tienda-cafetería Babydely, que según sus propias palabras “es un espacio biológico y didáctico”, en el que no sólo disponen de cafetería con espacio para niños, sino que además organizan talleres para todas las edades. Podéis ver más información aquí.

palacio, cristal

Día 2:

Por la mañana nos dirigimos a la Plaza de Oriente y alrededores, una zona peatonal repleta de actores callejeros que hicieron las delicias de los niños, la Catedral de la Almudena y el Palacio Real; ya para acabar, un rato de parque, sol, primos, …

Por la tarde teníamos entradas en el Teatro Guindalera para ver la obra Gulliver en Liliput, así que decidimos comer a mitad de camino en el restaurante el Columpio. Aunque no es un sitio específico para niños, es amplio y confortable. En el menú se pueden encontrar mini hamburguesas o tentáculos de pulpo (que a mis hijos les encantan), y para los mayores bastones de berenjena con miel, rissoto de queso Idiazábal, tartar de atún rojo con aguacate…

El columpio

El columpio

Y por la tarde al teatro; nos encantó a todos, niños y mayores. Un sólo actor, un cuento gigante para ilustrarlo y una estupenda interpretación que con la participación del publicó captó la atención de todos los niños durante una hora. Claro que no es de extrañar, Alex Tormo es padre de tres hijos, así que algo de experiencia tiene sobre este tema. Tenéis toda la información aquí.

gulliver

Día 3:
Había oído hablar de Grey Elephant, un espacio cuyo objetivo es “fomentar la estimulación creativa de los niños y sus adultos a través de proyectos de arte, de música y talleres bilingües en un entorno, cómodo, tranquilo y sencillo”. En esta ocasión disfrutamos de un concierto interpretado por un trío de flauta, saxo y fagot, que acompañado de un cuento y un rato de dibujo libre hicieron que pasáramos todos un rato estupendo.

Grey Elephant

Para comer nos dejamos caer en Delic, en la plaza de la Paja. Es este un local recomendado por la guía Mamma-prof, una guía para disfrutar de la ciudad con tu tribu (sólo para Barcelona y Madrid). Fuimos sin reservar, pero era pronto y no hubo problema. A partir de las dos la cosa se empezó a complicar. La comida diferente -a lo que el Norte nos tiene acostumbrados-: ensalada de algas verdes con aceite de sésamo picante, papas arrugadas con mojo picón, tacos Delic de aguacate, tomate y garbanzos pochados. Y las tartas… mmm!! exquisitas!! Quizá el interior del local no es lo más cómodo para ir con niños, pero si consigues mesa en la terraza y la temperatura es cálida, es un lugar perfecto para hacer una parada.

Delic

Después de comer nos recorrimos las callejuelas del barrio de la Latina y nos dirigimos a la plaza de Santa Anna donde los niños disfrutaron de un buen rato de columpios. Para merendar y a tan sólo veinte minutos de allí Cups&kids, una cafetería por y para los niños.

Cups&Kids

En fin, que fue un fin de semana absolutamente agotador, de esos que cuando vuelves a casa respiras hondo y dices “hogar, dulce hogar”, de los que te pasas dos días arrastrando el cansancio, pero que te dan sabia nueva para afrontar la tremenda tormenta de lluvia y temporal que nos esperaba en Galicia nada más aterrizar. De esas experiencias de las que vuelves renovado, inspirado, con nuevas ideas para cocinar, para decorar, para vivir…

Anuncios

3 comentarios en “Un fin de semana en Madrid con niños

  1. Gracias por el post y todas las recomendaciones! Estamos preparando fin de semana en la capital con la peque y queríamos aprovechar a ver y disfrutar de alternativas y sitios que por aqui es dificil encontrar.
    Y de paso, decirte que me quedo por aqui, me gusta mucho tu blog y tus ideas creativas. Un saludo!

    • Qué bien que te sea útil la información Vanessa, por eso la comparto!! je, je! Creo que tenemos nenas de edad muy parecida, verdad? Aunque tuvimos buen fin de semana aún hacía un poquito de frío, así que tu tendrás una mejor temperatura para hacer más actividades de calle. Nos vemos por aquí con nuestras costuritas… un beso!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s