Disfrazarse ¿sólo un juego?

disfraz-mago

Dicen los expertos en psicología infantil que los niños utilizan los disfraces para expresar sus sentimientos y su propio carácter, y por tanto es sanísimo. Vaya, ¡y yo sin saberlo! Pese al desconocimiento aquí se disfrazan tooooodo el año, no sólo en Carnaval; campan a sus anchas por el salón de casa una princesa (o varias), campanilla, caperucita roja, una gatita, una romana, un lobo feroz, spiderman, un romano,  pinocho… en un sólo día he llegado a cambiarles el disfraz hasta siete veces!! Incluso han llegado a dormir disfrazados. Y no sólo eso, lo interiorizan tanto que si quiero que vengan a comer tengo que llamar al personaje que están interpretando, sino no me hacen ni caso!!

Así que si es cierto lo que afirman los especialistas, que contribuye a su desarrollo, les ayuda a tener más empatía y puede ayudarnos incluso a descubrir cómo percibe el niño a los adultos que conviven con él, creo que todos deberíamos tener en casa el baúl de los disfraces, ¿no creéis? y para nutrirlo, nada mejor que un ratito de handmade por mami!

Este año, y viendo que los carnavales se me venían encima empecé a buscar inspiración en la red para el disfraz de F  ¿y que me encontraé? Para niños los disfraces de vaquero, de indio, de pirata…vamos, los grandes clásicos.

Así que en vez de buscar inspiración gráfica decidí ponerme a pensar… je, je! Enseguida lo supe: últimamente le fascina la magia pese a que creo que todavía no ha entendido muy bien el “mecanismo”. Este disfraz tiene dos versiones: el mago al estilo Copperfield de capa, chaleco y sombrero de copa; y el que más me gusta a mi para un niño más pequeñito, el del entrañable mago Merlín!! Así que me puse manos a la obra.

Junto con la camisola al más puro estilo del futurólogo Rapel, dos complementos eran imprescindibles: la barba blanca tan característica del mago Merlín y un juego de magia.

Para el juego de magia y tras buscar en las red, me topé con este blog que hace una comparativa de los distintos juegos que hay en el mercado. Hay que tener cuidado porque la gran mayoría son para mayores de 6 años y son un poco más complejos, y no es la primera vez que le compramos un juguete recomendado para una edad superior a la suya y se frustra por no saber hacerlo. Así que siguiendo las indicaciones de este mago bloguero le compramos el de Didecco  “Mi primera chistera” (que sin ánimo de darle publicidad, es una juguetería que siempre me ha gustado).

disfraz-mago-niño

Y al margen de los niños hay otro tema que despierta mi curiosidad, ¿por qué hay adultos a quienes les encanta disfrazarse y a otros no? unos apuntan a motivos terapéuticos, dicen que disfrazarse permite liberar tensiones y deshinibirse. Personalmente, prefiero liberar tensiones cosiendo y aquí os dejo el resultado.


Material necesario para disfraz de Mago Merlín (edad 4 años).

– 2 metros de tela azul con estrellas. El ancho de las telas suele ser de 1,50, y como de muñeca a muñeca mi hijo mide 1 m, necesitamos dos largos de tela según la altura del niño (en mi caso desde el cuello hasta el suelo 93 cm que se multiplicaría por dos). Si el niño es más pequeño igual es suficiente con un largo de tela.

– Aguja, hilo, un botón y máquina de coser.

– Y para el gorro, una cartulina azul, pintura amarilla o dorada, grapas, celo, pegamento…

Corte

disfraz de mago 1

En esta ocasión utilizaremos el contorno del niño para marcar su silueta -con una pastilla de jabón que marca pero no mancha-. Pero ojo!! cuando lo tracemos debe dejarse muy, muy holgado, para que se lo podamos introducir por la cabeza sin problemas; además queda más bonito anchote.  Después doblaremos la tela por la mitad y cortaremos. Lo mismo con la parte del cuello. Es decir, que el disfraz lo haremos con sólo dos piezas.

Tengo que advertir que en mi caso se complicó todo un poco porque sólo quedaba un resto de tela y he tenido que recortar por aquí, añadir por allá. Por eso veréis que hay bastantes pespuntes (en la parte del pecho y en las mangas). No hagáis ni caso, he tenido que jugar al tetris para aprovechar al máximo la tela.

Observareis que la manga la hemos trazado con una linea hacia abajo y que el faldón es un poco acampanado. Luego doblamos la tela por la mitad y con el trazo de uno de los lados cortamos la tela (para que ambos lados sean iguales).

A coser

disfraz mago 2

Para empezar, pasamos un pespunte por la parte superior de los hombros y por la parte inferior de los brazos hasta llegar a los tobillos por el lateral del traje. Recordar cortar los sobrantes de las telas y pasar un zigzag porque las telas de carnaval se deshilachan muchísimo y en la primera lavada os podéis quedar sin traje.

Para recortar el cuello, recordad doblar la tela por la mitad.

Ahora toca hacer los dobladillos, de las mangas y de los bajos. Como tenía poca tela para las mangas me he limitado a hacer un zigzag  y este es el resultado (en el bajo si que he hecho vuelta y vuelta).

disfraz mago 3

Ahora ya sólo queda el cuello: tenemos dos opciones:

O dejarlo bastante ancho para que se lo podamos introducir por la cabeza sin tener que ir haciendo botones, ni poner cremallera,

o hacer un pequeño corte por la espalda con un botoncito en la parte superior. Este es un pelín más complicado pero queda mejor porque así no se ve la ropa que llevan debajo del disfraz para ir abrigaditos.

En ambos casos necesitaremos un biés del tamaño del contorno del cuello y en el segundo, además, un rectángulo un poquito más largo que el corte que hemos hecho en la espalda, al que le haremos asimismo un corte. Pondremos el disfraz del derecho y colocaremos este rectángulo del revés encima del corte de la espalda. Haremos un pespunte en forma de rectángulo, excepto el lado superior (el del corte) y ahora sí, le daremos la vuelta a esta tela hacia adentro y haremos un dobladillo hacia adentro cosiéndolo con punto escondido.

A continuación añadiremos el biés al cuello: pondremos el biés del revés encima del disfraz que estará del derecho (es decir, encarando ambas telas derecho contra derecho -ver tercera foto-) y pasaremos un pespunte. Le daremos la vuelta hacia dentro de la prenda con un dobladillo y coseremos a máquina o mano con punto escondido. En este vídeo podéis ver cómo coser un biés a una tela de forma correcta.

disfraz mago 4

Y finalmente, cosemos el botón y hacemos un ojal.

IMG_7036

Para el gorro

Simplemente con una cartulina azul hacemos un cucurucho, pintamos unas estrellas y le ponemos una gomita para que no se le caiga.

disfraz mago 6

He comprobado que todo lo que se pone en la cabeza les molesta, bien sea peluca, barba o gorro, así que guardar todas vuestras fuerzas en la vestimenta, que además seguro que amortizarán el resto del año.

disfraz-mago-merlin

Y vosotros, ¿de qué vais a disfrazar a los niños? ¿alguna idea handmade que me guarde en el archivo para el año que viene? soy toda oídos.

Anuncios

Un comentario en “Disfrazarse ¿sólo un juego?

  1. Pingback: Preparándonos para la Navidad…. | C.E.I.P. Daoiz y Velarde

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s