Una boho girl en el Norte

Chaqueta de punto niña patrón

Siempre me ha gustado el estilo hippie-boho. Creo que ser de donde soy ha tenido mucho que ver -ya os hablé de la moda ibicenca adlib aquí-; Cuando era un poco más joven que ahora (je, je) me encantaba rescatar esas chaquetas de cuero viejas y los vestidos indios de mi madre; Desempolvé  el abrigo de moutón de mi padre y sus desgastados vaqueros Levis eran la prenda más anhelada de los sábados tarde. Cada nochevieja rebuscaba en una maleta vieja que tenía mi madre en el altillo llena de vestidos de fiesta, alguno incluso de mi abuela, y siempre encontraba alguno de terciopelo hasta los tobillos que me hacía sentirme la reina de la fiesta.

Mientras que mis amigas acudían a tiendas second hand para adquirir este tipo de piezas, a mi me bastaba irme al altillo de mi madre. Recuerdo unas sandalias Charles Jourdan rojas con el tacón de metacrilato que eran la bomba y que me puse con un vestido azul tan ajustado que parecía una sirena. Ainssss!!! Aquellos maravillosos años en los que jugaba a disfrazarme con mayor o menor fortuna.

Salí del pueblo y me fui a estudiar a la gran ciudad y la cosa cambió un poco. Empecé a ver caballitos por todos lados, botas camperas, chaquetas de caza y pantalones de montar a caballo para llevar por la calle,  oro y perlas, muchas perlas… entonces yo llevaba sobrecamisas militares, vestidos de flores hasta los pies y pendientes largos y claro, no pude hacer otra cosa que mimetizarme con el entorno. Le pedí a mi madre que me hiciera entrega de esas joyitas de la comunión que guarba a buen recaudo y que ahora sí me apetecía ponerme aunque no me pegaran ni con cola. Pero en cuanto volvía a casa me transformaba de nuevo. La mayor metamorfosis se producía en verano cuando bastaba un biquini muy pequeñito, cuanto más mejor -de esos que luego no me atrevía a ponerme en la península- y unos cuantos pareos. Pero no os creáis que era hippie auténtica ¡que va!, era sólo esa influencia isleña de la que ya os hablé y que te impregna vayas donde vayas.

Ahora la cosa es distinta, apuesto sobre seguro y no tengo tiempo de hacer pruebas. Tampoco el cuerpo es el mismo. Además vivo en el Norte. Aún así me siguen tirando los pantalones de campana, la chaquetas imperfectas hechas a mano, los ponchos, los chalecos con incrustaciones… y ahora que lo pienso… no sé por qué os estoy hablando de esto; ¡¡probablemente os de absolutamente igual! je, je!

Con quien sí disfruto jugando a las mezclas es con mis dos muñecos, y por qué no reconocerlo, es mucho más fácil con la niña. Así que vamos a por ello que ese es el verdadero motivo del blog y por el que imagino que estáis leyendo esto!!!

chaqueta punto talla 2

Hoy vamos a ver a una princesa con aires boho. Lo que empecé tejiendo como una chaqueta a conjunto con la que le hice a F y que os enseñé aquí, pronto se transformó en una chaquetorra de esas grandotas largas (¡¡¡larga vida a las prendas infantiles!!!). N es muy calurosa y esta lana es de las gordas y cien por cien pura lana virgen, así que dejarla con las mangas más corta me pareció la mejor opción.

Para vuestra información -y para la mía, que lo desconocía absolutamente hasta que me he puesto a redactar-, el boho-chic es un estilo de moda que mezcla influencias hippies y bohemias, asociada particularmente con la actriz Sienna Miller y la modelo Kate Moss en Inglaterra (wikipedia dixit). Así que me encanta!!


IMG_6605

Comienza la parte técnica. Al final tenéis alguna otra foto relajante.


Material utilizado

– 5 madejas de lana de un color (yo he utilizado 100% pura lana virgen superwash de Cigno Nero de 50 gr. Recomiendan agujas de 3,5 o 4 y yo he utilizado ésta última.

– 1 madeja de lana de un color diferente (yo he utilizado la lana de microficha Marquise de DCM).

– aguja lanera.

– agujas de tejer del número 4.

– 9 botones (yo he utilizado de 1,5 cm)

Punto de partida:

Empezamos por el cuello. He montado 73 puntos en total, que se repartirán de la siguiente forma: 9 puntos para la parte delantera derecha (equivale a unos 5 centímetros), 2 para el raglán, 15 puntos para un hombro (equivale a 9 centímetros), 2 para hacer el raglán, 17 puntos para la espalda (equivale a 11 centímetros), 2 para el raglán, 15 puntos para el otro hombro (9 centímetros), 2 para el raglán, y finalmente, 9 puntos para el delantero izquierdo (5 centímetros).

Nota: Los centímetros son aproximados. Si no utilizáis una lana con unas agujas parecidas, o necesitáis unas medidas diferentes (advierto que esta chaqueta es grandecita, me gustan así, además después de la currada que me pego quiero que duren al menos otra temporada) podéis ir haciendo una regla de tres según las medidas que necesitáis y con una pequeña prueba que hagáis.

Empezamos

– Montamos 73 puntos

– Hacemos unas 6 pasadas aproximadamente de punto bobo normal (o el equivalente a 1,5 centímetros), recordando hacer un ojal a medio centímetro de altura. Para hacer un ojal se pasará hebra, y los siguientes dos puntos se tejerán juntos. Podéis ver como hacer un ojal sencillo aquí.

– Ahora empiezan los aumentos: tejemos 9 puntos a punto bobo, pasamos hebra, 2 puntos bobo, pasamos hebra, 15 puntos bobo, hebra, 2 puntos,  hebra, 17 puntos bobo, hebra, 2 puntos, hebra, 15 puntos, hebra, 2 puntos, hebra y ya finalmente 9 puntos.  En la siguiente imagen podéis ver como queda por el derecho y por el revés la manga raglán haciendo los aumentos de esta forma.

– La segunda vuelta se hace a punto bobo, incluso cuando te encuentras con la hebra pasada anteriormente, pero los dos puntos siguientes se tejen del revés, y luego la hebra otra vez del derecho y todos los siguientes puntos. Así te queda el punto del derecho y del revés con el dibujo que se ve en la siguiente imagen. Creo que hay otras formas de hacerlo, para que quede como más calado, con agujeritos, pero de momento estas es la única que se hacer yo…

aumentando puntos

– La siguiente vuelta ya no se tejerán 9 puntos sino 10 a punto bobo, se pasa hebra, 2 bobo, etc. Hay que fijarse bien en el dibujo que se va haciendo para detectar cuando toca pasar hebra para hacer el aumento. Yo me lo marco con unos imperdibles hasta que ya el dibujo está suficientemente marcado y ya lo veo venir…

Recordar que aproximadamente a 4 centímetros del anterior ojal hay que hacer el siguiente, y los consecutivos.

– Seguiremos aumentando hasta hacer una sisa de unos 19 centímetros. A partir de ahí se divide la labor. Se pasa con una aguja lanera y una lana de otro color, todos los puntos en espera para que luego al retomarlos sea más fácil.

– Ahora se tejerá normal hasta alcanzar el largo deseado (en mi caso 24 centímetros desde la sisa, o 35 desde el cuello). Yo he hecho unos cuantos aumentos a uno y otro lado, a dos puntos del borde, para conseguir un efecto evasé en la chaqueta que queda muy mono para niñas.

– Para las mangas simplemente he cambiado de lana cuando estaba a una distancia de 21 centímetros del cuello y he continuado durante 2 centímetros más con el nuevo color. He querido dejar la manga un poco más cortita pero anchota dándole ese toque hippie del que os he hablado, por lo que no he reducido ningún punto.

medidas patrón chaqueta punto niña talla 2

 

Ahora sólo queda unir la chaqueta por la parte de los blazos. Recordar que siempre se hace la unión con la prenda puesta del derecho. Creo que os puede ser útil esta imagen.

unión de piezas

 Ahh! se me olvidaba, yo he hecho en el cuello unas aspas con la lana verde, dándole así efecto de punto smock. Cogí la idea de pinterest.

chaqueta de punto niña talla 2

Y ahora a disfrutar de nuestro paisajes maravillosos. Hoy la sesión de fotos tiene como escenario un puerto pesquero con marea alta.

chaquetas naranjas

chaqueta naranja niña

¿Os ha gustado la faldita de topos verde que lleva puesta N? Pues estad atentos porque en breve pondré tutorial; y si no queréis perderoslo por nada del mundo rellenar vuestros datos de correo electrónico para recibir las notificaciones de nuevos post.

Anuncios

17 comentarios en “Una boho girl en el Norte

    • Te estás convirtiendo en mi fan número uno!! jajaj!! No,las agujas no eran circulares, son de las normales… soy bastante inexperta en esto y siempre hago cosas muy simples, y la verdad es que nunca he probado con las circulares; probablemente también se puede porque de hecho, cuando llevaba ya un rato aumentando ya casi ni me cabían en la aguja, pero en seguida la labor se divide! Ya me enseñarás el resultado!! Un beso!

  1. La terminé! Y estoy encantada con el resultado!! La he hecho un pelín más pequeña porque mi peque acaba de cumplir los dos años y creo que Nerea es algo más mayor. Hoy la estrenamos!!

    • Cuánto me alegro!!!! Genial! Eres una máquina, la has hecho en tiempo récord!! Pues Nerea también tiene dos años, cumplió en Mayo, pero está muy alta y bueno, ya sabes mi obsesión porque le dure unas cuantas temporadas. Lo dicho, me alegro muchísimo de que Mar del Norte anime a tejer, porque a mi me gusta tanto!! A ver si me mandas foto de tu nena con la chaqueta puesta, me gustaría alguna vez publicar un post con todos vuestros trabajos. Un Beso Marta!!

  2. Hola soy una mamá fanática de los tejidos pero con poco tiempo, este modelo me pareció simple, mi duda es para qué edad es este? Muchos abrazos desde Santiago, Chile.

    • Hola Karen!! Yo se lo hice cuando tenia 3 pero es bastante grandote así que creo que podrá servir también para cuatro años e incluso cinco, porque al ser tipo chaleco puede servir mucho años… Un beso desde España!!!

  3. Hola! Hace un año aprox empecé a tricotar, y desde el primer día estuve enamorada de este jersey… Me parece espectacular! Pero mi niña tiene 4 años… ¿Mw puede decir como aumentar el inicio y la separación del ranglan? Gracias!!

    • Hola Mercedes. Muchas gracias por tus palabras!!! ☺️ aes muy posible que para talla 4 las medidas propuestas sean suficientes pues era un jersey muy grandote. No obstante, podrías detallarme más a que te refieres con la “separación del ranglan”? Yo voy haciendo aumentos segun el tamaño del jersey y la lana, o cada dos pasadas o cada cuatro. Y los aumentos del principio? A qué te refieres? A cundo digo “pasar hebra”? Gracias de nuevo por tu comentario!!

      • Hoooola! Pues me refiero a que si los puntos que monto son los mismos o hay que montar más y lo del ranglan… Sigo echando hebra hasta q le de el largo de sisa, no?
        Un millón de gracias por responder!

  4. Hola de nuevo Mercedes!! Pues lo puntos a montar dependerá de la lana que utilices. Yo te he puesto la medida y los puntos empleados para las agujas que yo utilicé, pero claro, si utilizan una lana diferente, con agujas diferentes, deberás adaptarlo con una muestra y una regla de tres.
    En cuanto a lo del raglán sí, efectivamente, tu vas aumentando hasta que ya llegues al largo deseado. Como es una chaqueta grandota, que no queda pegadita, da igual si queda un poco acampanada!! Un beso y espero haberte respondido a tus preguntas!!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s