Y hoy para comer… la luna!

Restaurante d´Miranda

Llevaba ya dos días lloviendo sin parar. Cuando miramos el pronóstico del tiempo para el fin de semana y vimos la que se avecinaba, nos pusimos manos a la obra: ¡había que planificar! No podemos tener a los niños encerrados todo el fin de semana, y los abuelos y los primos están lejos para ir a hacerles una visita así que toca excursión gastronómica. Yujjjjuuuuu!!!!

Esta vez le toca el turno al Restaurante D´Miranda. La verdad, no habíamos oído hablar de él hasta que lo descubrí a través del blog Oh´Cholet; Sólo ver la fotos ya me entraron ganas de ir y cuando me puse a indagar sobre él y su cocina fue directamente al archivo de mis favoritos.

Ya desde el aparcamiento me ha encantado… una preciosa y colorida terraza te da la bienvenida, y eso que era una día gris-oscuro-casi-negro en el que no paraba de llover y los niños no han podido disfrutar de ella. En seguida me he imaginado tomando allí el vermú un día de verano, así que tendremos que conocer su versión veraniega.

Restaurante D´Miranda

Todo exquisita y originalmente decorado. Unos coloristas platos, sillas de diseño, un ventanal con vistas a un jardín interior zen. En fin, precioso! Las fotos no hacen justicia.

IMG_4953

Tengo que admitir que no es una cocina que guste a todo el mundo -absténganse de ir aquellos que creen que sólo un chuletón es comida-. Por eso a los niños les hemos dado de comer por el camino y ellos tan contentos. Es una explosión de texturas, de sabores, de temperaturas, absolutamente desconcertante… Piedras comestibles, Bloody Mary sólido con esferificaciones de vodka (creo), y de postre nos comimos la luna, y claro, eso sí que lo quisieron probar los niños!! Qué platos más bonitos! Porque comer es más que alimento, es diversión! Podéis ver el menú en su web aquí (siento no dar una explicación más técnica, no soy profesional culinaria así que sólo cuento lo que vi y sentí, y me sentí muy bien).

D´Miranda

A tan sólo 5 minutos de Avilés y a 10 de Salinas, la excursión gastronómica con niños es redonda si no fuera porque el día era catastrófico, así que no pudimos ni dar un pequeño paseo a que nos diera el aire en la cara. Aún así los niños han agradecido la salida y se han portado de lujo.

Salinas

¿Que no se puede ir a restaurantes tranquilos y exquisitos con niños? Claro que se puede!!! Me niego a pasar los próximos diez años yendo a comer calamares y croquetas! Es cuestión de gestión (aunque confieso que en sólo unos segundos puede producirse el cataclismo): los niños comidos -y luego si quieren que recoman y experimenten con nosotros-, a ser posible que hayan corrido un buen rato antes, y un juguete o unas pegatinas, o directamente la tablet para que se entretengan (os recuerdo que los mios sólo tienen dos y cuatro años, y no sabéis lo bien que se han portado!!). Además, cuando vieron que veníamos con dos niños tan pequeños y teniendo en cuenta que se tarda unas dos horas en degustar el menú que proponen, nos ofrecieron eliminar uno de los platos principales y aceptamos!

D´Miranda y sus alrededores se merecen otra gastro-excursión sin lluvia (¡no pido más!), tendremos que esperar mucho tiempo?

Restaurante D´Miranda

Anuncios

2 comentarios en “Y hoy para comer… la luna!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s