Viaje exprés con niños a Suiza

lucerna - luzern

Lucerna al anochecer. Foto tomada desde Kapellbrücke, el puente de madera más antiguo de Europa

Por una vez y sin que sirva de precedente hoy no os voy a hablar del Norte, por lo menos no del de España. Suiza me dejó encantada y eso que fue un viaje express en el mes de abril. Un país al que sin duda volveremos tarde o temprano.

Cuando viajas con niños tienes que tomártelo con muuuucha calma, imagino que los que tenéis hijos ya lo habréis experimentado; pero cuando por un lado no tienes más remedio que llevártelos (ya lo tenemos asumido) y por otro, disfrutas enseñándoles a tus hijos otros países, otros idiomas, otras culturas… pues la cosa es mucho más sencilla.

Olvídate de filigranas gastronómicas, localiza en cuanto puedas un supermercado para hacer una mini-compra para las “hambres de emergencia” y olvídate de museos; cuanto antes asumas que te pasarás unos buenos ratos en parques del mundo mejor, cosa que no siempre tiene que ser un engorro. Muchos buscan una cafetería para descansar, nosotros buscamos un parque con columpios!!!

No pretendo hacer una guía de viaje, mi memoria de pez no me lo permite y hay cientos buenísimas, y no tengo por costumbre hacer un cuaderno de viaje -las fotos hacen las veces-;  Sólo quiero ilustraros mediante unas maravillosas fotografías, en su mayoría hechas por el pater familias, lo precioso que es Suiza y las actividades que en este país se pueden hacer si viajas con niños muy pequeños.

Primer día: Lucerna

Aunque llegamos al aeropuerto de Basilea nuestra primera parada fue Lucerca, a tan sólo 45 minutos del aeropuerto. !Qué preciosidad de ciudad! Una imagen vale más que mil palabras.

 

Lucerna

Cisnes en el Lago de Lucerna

Actividad para niños: Visitamos el Monte Pilatus y disfrutamos de las impresionantes vistas desde el Hotel Pilatus Kulm (a 2.132 m de altitud). Hasta allí accedimos desde Kriens con el teleférico, así que la diversión para los niños estaba asegurada, ¡no todos los días se merienda en un teleférico!

Mürren

Segundo día: Lugano

La idea de atravesar Suiza de norte a sur en tan poco tiempo no la recomiendo, aunque se tarde poco menos de dos horas en coche, pero teníamos muchas ganas de ver a mi sobrina Amelia que está allí estudiando. Se respira un ambiente turístico, pero lujoso y elegante  y quizá me atrevería a decir que te sientes más en Italia que en Suiza.

La clara influencia italiana, el idioma y la gastronomía estuvieron  de nuestro lado, así que nos entendíamos a la perfección con los recepcionistas del hotel, pudimos comer rica pasta italiana y sentirnos menos “guiris” que en el norte.

Actividad para niños: visitamos Swiss Miniatura, que como podréis intuir es una ciudad en miniatura, un museo al aire libre que reproduce los lugares y monumentos más pintorescos de Suiza a escala. Podéis encontrar más información aquí.

swess miniature

Al finalizar el día nada como un rato de columpios en el Parque Civico Ciani,  con unas vistas espectaculares al Lago Ceresio que debido a su magnitud hace que no tengas la impresión de estar en un país sin mar.

JFER FOTOS 636 copia

Dos primas, una misma generación con dieciséis años de diferencia, en el Parco Civico de Lugano

Tercer día: Interlaken

Otra maravilla de la naturaleza. Nos tomamos el camino con calma y disfrutando de la carretera que discurre paralela al Lago Brienzer See, que es de un color turquesa tan radiante que parece irreal. Paramos en Brienz a comer en un restaurante bastante turístico pero con unas vistas formidables al lago, donde pedimos el famoso cordombleu suizo que es además una comida fácil para los niños.

Actividades para los niños: A lo largo del pueblo hay un paseo con columpios y juegos con agua, que nos tuvieron entretenidísimos!!

JFER FOTOS 709 copia

Por la tarde nos desplazamos a Lautherbrunnen, donde a través del teleférico y luego un funicular accedimos a Mürren, un pueblo encantador sin coches, ¿podéis imaginarlo? Era muy curioso ver como los huéspedes de los hoteles y los habitantes, cargaban unos carritos enormes de maletas o de la compra del supermercado y los introducían en el teleférico como si de un bus se tratara. En principio es un pueblo muy tranquilo para ir paseando con los niños si no fuera por los ¡imponentes acantilados!. Además, Mürren está rodeado de las tres montañas más famosas de Suiza: el Eiger, el Mönch y el Jungfrau, por lo que podéis intuir las impresionantes vistas que desde cualquier ángulo de aquel tranquilo sitio se apreciaban. Sencillamente, impactante!

Mürren, el pueblo sin coches

Mürren, el pueblo sin coches

Cuarto día: Berna

Los soportales que protegen las largas calles del centro medieval permiten cruzar prácticamente toda la ciudad sin apenas mojarse, además de ser una ciudad simplemente encantadora y que ha sido protegida por la UNESCO.

Berna

Actividad con niños: visita al parque de los osos, desde donde se puede ver otra perspectiva de la ciudad y por supuesto, pegarse un atracón a chocolateeeee!!!

chocolate de Berna

El último día día pasamos noche en Basilea para tener cerca el aeropuerto porque teníamos que madrugar, así que no nos dio tiempo de conocer esta ciudad y nos quedamos con las ganas. Eso sí, cenamos una riquísima fondue al más puro estilo suizo.

Sin duda cuando viajas con niños te quedan muchas cosas por ver, y por lo menos para mis hijos, una de las cosas más emocionantes es el momento de llegar al hotel, sacar e investigar todos los amenities e irse a dormir con papá y mamá. Imagino que es lo más cercano a sentirse como en casa porque lo que es evidente es que se cansan mucho, pero también estoy convencida que las vivencias  se quedan grabadas con fuego; cuando ya ha pasado tiempo y crees que ya no se acuerda, te sorprende enunciando todos los sitios en los que ha estado y para los que tuvo que coger un avión. Así que si eres de los que se agobia viajando con niños y no tienes más remedio, coge aire, respira y disfruta!!

Anuncios

6 comentarios en “Viaje exprés con niños a Suiza

  1. Qué bonito y qué recuerdos!!! yo estuve en Suiza con Lía cuando tenía 1 añito, ¡en pleno enero!!! imagina el frio, la pobre era una croquetita! pero nos lo pasamos bomba. Tengo una amiga que vive allí, y ahora quiero volver con Alex, pero esta vez en verano que es precioso.
    Un beso!

    • Hola Patri! Claro que si, tener amigos por el mundo es maravilloso. Nada como conocer una ciudad con un residente, te puedes relajar y que te lleven… Nosotros también nos volvimos con ganas de volver, fue un viaje muy relámpago… Quien sabe, igual a esquiar cuando sean mas mayores!!😚

    • Hola Dani, la verdad es que fue “dit i fet”! Era de los pocos paises a los que podiamos ir con vuelo directo y teniamos pocos días. Me encantó! Paisajes espectaculares y ciudades cuidadas de cuento… Lo recomiendo!

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s