Archivos Mensuales: agosto 2014

¿Qué recordarán tus hijos de su infancia?

Manualidades niños

Un garaje con una simple caja de zapatos

El otro día leí un artículo de una psicopedagoga que me dejó pensativa. Desvelaba los resultados de un ensayo titulado “el momento favorito entre mamá y yo” realizado en adolescentes. Se trataba de recordar algún momento importante, algo divertido o especial de su infancia, con su madre. Los mejores y más tiernos recuerdos que los chicos tenían eran de la vida diaria (ni viajes, ni grandes regalos, ni grandes fiestas).

Así que fuí corriendo y le pregunté a mi pequeño -cuatro años- qué era lo que más le gustaba hacer conmigo. Su respuesta fue clara y concisa: ¡¡trabajitos!! (así le llamamos a las manualidades). Empezamos a hacerlas sobretodo cuando nació su hermana -sólo tenia dos añitos- y nos vinimos a vivir al Norte, donde se me agotaban las ideas para entretenerle en casa los días de frío, lluvia o viento. Sigue leyendo

El_tiempo_entre_costuras_ma_quina_coser_Singer

Fotograma de la famosa serie de televisión El tiempo entre costuras vía el armario de pandora.

Mi bebé tenía unos meses así que fue allá por la primavera del 2011, vivíamos en un pueblo del interior de Barcelona, la primavera asomaba, no tenía conexión a internet, disfrutaba de una excedencia laboral para el cuidado de mi chiquitín y el Barça estaba arrasando en la Liga y la Champions; tocaba dejar atrás las polainas y ropa de lana y las horas de fútbol pasaban muuuuy lentas… Sigue leyendo

Un juguete efímero

 



IMG_2467

No tengo ni idea de pedagogía, ni de psicología, sólo sé que a excepción de unos cuantos juguetes del tipo construcciones o de los de hacer formas con plastilina, del resto se cansan en dos minutos.

Quizá por eso empecé a hacer manualidades con mis hijos y hoy se ha convertido en una de sus actividades favoritas.

Esta es muy sencilla y le tendrá entretenido un buen rato. Sí es cierto, es un juguete efímero, sobretodo si es un niño pequeño. Quizá a partir de los 6 años sepa hacer un mejor uso de él creando sus propios circuitos. De momento soy yo la que los hago y no sabéis la emoción que sienten cuando la pelota llega al vaso. Sigue leyendo

¿Hoy llueve? una comida con vistas

IMG_1704

Sigue leyendo

¡No hay excusas! ¡Todos a coser un pijama! (DIY)

DIY pijama niño

¿Qué pasará por sus cabecitas para que quieran dormir con nosotros y se resistan tanto a dormirse solos? Bueno, rectifico, dormir, comer, jugar, respirar… como me dice Fernando: “mamá, yo quiero estar siempre así, pegadito a ti como una lapa”. Ahora que os lo cuento y lo escribo me parece precioso, la más sincera declaración de amor que te puedan hacer, pero cuando tus lapitas no te deja ni hablar por teléfono, ni ducharte, en fin, ni respirar, pues lo cierto es que agobia un poquito…

El otro día estábamos en el vestuario de la piscina, y Fernando no paraba de hablar y de preguntar, y a una aún niña de unos diecisiete añso le hizo sonreír la curiosidad de Fernando, a lo que yo respondí (típica frase de madre): “uf! me tiene frita de tanta pregunta”. Y la niña grande de diecisiete años me dio una auténtica lección de madurez cuando me dijo: “aprovecha ahora y resuelve todas sus dudas, porque dentro de no mucho hará cosas sin preguntar”. Toma ya!!!! Cómo os quedáis?

Así que cada vez que siento que me falta el aire me acuerdo de esta lección de vida y pienso en lo rápido que pasa el tiempo, y lo independiente que es ya mi lapita mayor…

Y bueno, tenía pensado introducir el DIY hablando del sueño infantil pero me parece un tema tan pesado, se ha escrito tanto sobre él y me he leído yo tantos libros, que ahora que ya lo tenemos superado prefiero pasar página y hacer pijamas. Sigue leyendo

Viaje exprés con niños a Suiza

lucerna - luzern

Lucerna al anochecer. Foto tomada desde Kapellbrücke, el puente de madera más antiguo de Europa

Por una vez y sin que sirva de precedente hoy no os voy a hablar del Norte, por lo menos no del de España. Suiza me dejó encantada y eso que fue un viaje express en el mes de abril. Un país al que sin duda volveremos tarde o temprano.

Cuando viajas con niños tienes que tomártelo con muuuucha calma, imagino que los que tenéis hijos ya lo habréis experimentado; pero cuando por un lado no tienes más remedio que llevártelos (ya lo tenemos asumido) y por otro, disfrutas enseñándoles a tus hijos otros países, otros idiomas, otras culturas… pues la cosa es mucho más sencilla. Sigue leyendo