Una comida entre hortensias

image

Si hay algo que me fascina del verano del Norte son las hortensias. Las hay por todos lados y de muchísimos colores… Es una flor preciosa,  grande, contrasta muchísimo con los verdes prados y si el día está gris, bastante habitual por aquí, parecen casi fluorescentes.

Si tienes pensado viajar por el Norte este verano sigue leyendo, hay información que te puede interesar.

El otro día dejamos descansar los fogones de casa y nos fuimos a comer a un restuarante (así le llamaba Fernando hasta hace nada, dando saltos de alegría mientras lo decía). Cuando el día sale lluvioso y no tienes cerca a la familia, entre que vas, comes y vuelves, ya has pasado el día, y los niños agradecen mucho ese cambio de aires. Y con un poco de suerte, el día da un giro y sale un solecito post-lluvia maravilloso. Eso nos pasó a nosotros.

Comimos de lujo en el restaurante Regueiro situado en Tox (Asturias). Solemos llevar a los niños ya comidos y luego re-comen pero con el estómago ya a gustito, así desaparecen los malos genios por el hambre y nuestros agobios cuando no comen porque no les gusta. De esta manera es divertidísimo ver como experimentan con los sabores. De todas formas he de advertir que ofrecen un menú para niños, así que ningún problema para ir con ellos.

image

Fernando y Nerea se hicieron amigos de unas gemelas súper traviesillas, y no se a quien se le ocurrían las ideas más peregrinas.


image

Después de investigar en Google sobré el restaurante Regueiro puedo decirnos que obtuvo el segundo Premio Cocinero Revelacion en Madrid fusión 2014. Su chef es un jovencísimo Diego Fernández que lo define como un restaurante gastronómico. En fin, rico, rico… Me encantaría enseñaros foto de alguno de los platos del menú degustación que ofrecen, pero estaba tan concentrada en comérmelo que se me paso… sorry!

Otra cosa a tener en cuenta es que a tan sólo cinco minutos podemos visitar Puerto de Vega, un pueblito pesquero con unos columpios muy chulos (bueno, para los que estamos acostumbrados a la vida en el pueblo, el cambio de columpios a otros del pueblo de al lado es la repera!), así que si los niños quieren tener su sesión de columpios lo tendréis muy fácil. Y para los amantes de la fotografía, en cinco minutos tenéis unas vistas espectaculares al Cantábrico.

Este es un plan que repetiremos, seguro, seguro…

Anuncios

Cuéntame que te ha parecido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s